miércoles, 16 de mayo de 2018

Quejas en A Pontenova porque el Sergas deja solo dos médicos para un concello envejecido y con 62 núcleos de población

.
Fuente: La Voz de Galicia


El Concello pontenovés convocó a través de cartas y de un bando a asociaciones y a vecinos del municipio a una reunión prevista para anoche en el salón de actos de la Casa da Cultura para analizar cómo le afectará a la población los recortes de personal realizados por el Sergas en el centro de salud local. Los dirigentes locales tenían previsto informar a los ciudadanos del contenido de la entrevista que mantuvieron en días pasados con el responsable provincial de Atención Primaria y también querían pulsar la opinión de los ciudadanos con respecto a los servicios sanitarios. Al cierre de esta edición continuaba el encuentro. Fuentes del Concello confirmaban ayer que tras la jubilación de uno de los médicos, el Sergas no enviará a ningún sustituto, por lo que el ambulatorio quedará atendido solo por dos facultativos. «É unha situación complicada porque A Pontenova é un concello envellecido e tamén moi disperso, con 62 núcleos de poboación».

La carta del alcalde

«Cada vez nos recortan máis servizos aos concellos do rural e iso que pagamos impostos coma todo o mundo. ¡E logo din que apostan por dinamizar a zona rural!», explican desde el consistorio quienes aseguran que el encuentro que tuvieron con el responsable de Atención Primaria ?que también conversó con los médicos? fue a raíz de una carta que le envió el alcalde, Darío Campos, alertándole de la situación. También aseguran que, aunque hay dos plazas de enfermería, uno de los profesionales está de baja y el sustituto cubre la vacante, pero compaginando este trabajo con el de otro concello.

Temen que la pérdida progresiva de servicios sanitarios acabe convirtiendo el centro de salud en un destino poco atractivo para futuros profesionales."Hai xente maior que ten que pagar un taxi para vir pedir cita para o médico". A los del personal médico se suman otros recortes que afectan a profesionales que también trabajan en el centro de salud. Desde el Concello denuncian que en el ambulatorio, aunque hay dos plazas de PSX (persoal de servicios xerais), solo está cubierta una y la otra sigue vacante. «Se o profesional que ocupa esa praza está atendendo unha chamada telefónica, non pode atender o resto, e as chamadas que entran acaban sendo derivadas á centralita e a xente non se entende con ela. Hai xente maior, que teñen que pagar un taxi para vir pedir cita para o médico», indicaban a este medio.