martes, 29 de mayo de 2018

Cruz Roja busca familias en A Mariña que acojan bebés y grupos de hermanos

.
Fuente: La Voz de Galicia


La oficina provincial de Cruz Roja en Lugo busca familias de A Mariña que estén dispuestas a acoger en su hogar durante un tiempo determinado a bebés y a grupos de hermanos que estén protegidos por la Administración puesto que sus familias biológicas no pueden hacerse cargo de ellos en un momento dado. De las 40 familias acogedoras que hay actualmente en la provincia, 8 son de A Mariña, como detalla la técnico del programa de acogimiento familiar de la organización humanitaria, Carmen Fernández Folgueira. «En un acto solidario, las familias de acogida ofrecen su hogar a niños y niñas bajo una medida de protección, los cuidan y ejercen una parentalidad social por un tiempo determinado como alternativa a la acogida en un centro o en un recurso asistencial», detalla. En esa línea resalta que el principal requisito es que las personas candidatas «sean solidarias con la infancia», independientemente de su estado civil, su orientación sexual, el número de hijos que tengan o su configuración como familia. Los interesados deberán pasar por un proceso de formación y de valoración donde tendrán que reflexionar sobre la decisión. Posteriormente tendrán que lograr la idoneidad de la Administración pública, que analiza la motivación y la estabilidad personal, así como económica y social de las personas que se ofrecen para esta tarea. «Se tiene especialmente en cuenta su capacidad educativa y relacional», apunta Fernández. Actualmente en la provincia están siendo acogidos 16 menores en 15 familias, y hay 25 en espera. Desde hace unos años, los servicios públicos de Protección de la Infancia potencian el acogimiento familiar para permitir que los niños que se encuentran separados de sus progenitores de forma temporal puedan crecer en un ambiente familiar estable durante un tiempo determinado. Desde Cruz Roja recalcan que acoger no es adoptar, aunque en ambos casos la meta es proteger al menor que se encuentra en una situación de desamparo. «Ambas son medidas de protección jurídica, pero responden a necesidades infantiles y expectativas en los adultos diferentes», señalan desde la organización. «La adopción es irrevocable y genera vínculos jurídicos equiparables a la maternidad y paternidad biológica, mientras que la naturaleza del acogimiento es siempre temporal», exponen.