sábado, 14 de abril de 2018

Responsables de le Feria de Artesanía y Antiguedades de A Pontenova acuden a Sarria a adquirir ideas

.
Fuente: La Voz de Galicia


La Feria de Anticuarios de Sarria cumple su 33 edición, y comenzó con una jornada inaugural en la que el buen tiempo le dio un empujón más para que la gente se animara a acudir desde el primer momento. El sol que acompañó al inicio del certamen tiene truco, ya que se debió a la tradicional ofrenda de huevos que todos los años le hacen a Santa Clara.El certamen cuenta con casi una treintena de puestos entre los que destacan especialmente los de los cuatro anticuarios locales (Lola Ribeira, Manuel Calzada, Echevarría y Carmen Rodríguez), quienes, además de contar con la correspondiente carpa, exponen en sus amplias tiendas una selección de sus mejores piezas, algunas de ellas de un valor excepcional tanto en el plano económico como en el sentimental. La gran guinda de la feria es un año más el denominado espacio joven San Lázaro, creado por la diseñadora de interiores María Beltrán con piezas de tiendas sarrianas. En esta edición recreó un café concierto, con elementos de distintas épocas, que está causando sensación entre los visitantes. La carpa es la más visitada del certamen, y los asistentes no solo pueden disfrutar admirando las piezas y el cuidado con el que están colocadas, sino que también pueden degustar varios productos, tanto bebidas como comestibles, y adquirirlos si son de su agrado. Otro de los espacios que más llama la atención es la denominada furgolibro, una furgoneta antigua transformada en biblioteca por una empresa del núcleo de Gaxate en la localidad ourensana de A Lama. El puesto es la segunda ocasión que visita el certamen y llama tanto la atención que son muy pocos los que se resisten a hacerse una foto dentro leyendo un libro y sentados en una butaca de época. La feria sirve también para que responsables de organizar otras similares, como la de A Pontenova, acudan para adquirir ideas que les puedan servir. Varios ediles de este concello visitaron ayer la muestra, para lo que contaron con una anfitriona de excepción, la alcaldesa de Sarria, Pilar López. El apartado gastronómico también está bien cubierto, ya que ,al margen de la oferta gastronómica especial que todos los años hacen los restauradores locales, en el propio ferial hay expositores de cerveza artesana, pastelería tradicional y productos gourmet.Exposición de cochesOtro de los focos de atención del evento es la Casa da Cultura, lugar en el que se celebran varios obradoiros para todos los públicos, desde elaboración de cestos hasta joyas y juegos tradicionales. El certamen volverá a abrir sus puertas de las 11 de la mañana a las 20 horas. La novedad principal en la jornada de hoy será una exposición de coches clásicos en la calle Marqués de Ugena, organizada por el Club 600 de Lugo.

El pintor local Rodim y el lutier Xermán Arias tienen sus talleres abiertos al público, ambos a pocos metros de la Rúa Porvir en la que están todas las carpas, y enseñan a los curiosos las piezas en las que están trabajando y algunas ya terminadas.