viernes, 20 de abril de 2018

El campanu del Eo, capturado en San Tirso, ya va rumbo a Madrid

.

Fuente: La Voz de Galicia


Federico de Lera, un experimentado pescador madrileño, fue ayer el responsable de la captura del campanu del Eo. Tardó en aparecer, más de tres días, pero al fin se logró capturar un ejemplar de más de cinco kilos.Se trató del segundo salmón capturado en Asturias desde el inicio este domingo de la temporada de pesca con muerte. Eran las nueve y cuarto de la mañana cuando picaba el ejemplar al tercer lance y con cucharilla. Todo sucedía en la zona conocida como “Volta del Eo”, a un par de kilómetros de San Tirso de Abres. «Sacarlo no costó nada. En cinco o seis minutos estaba ya fuera. Coleteó en superficie, pero se debió cansar pronto y lo sacamos en poco tiempo», explicaba ayer Federico de Lera, lleno de orgullo, no era para menos.Aunque no es la primera vez que este pescador se hace con un campanu. En el año 87 logró también el primer salmón del Eo, una suerte que resulta comprensible si tenemos en cuenta que lleva pescando en este río desde hace más de 40 años.«Pescar el campanu es una sensación extraordinaria -relataba-. Hay que tener en cuenta que somos muchas cañas en el río y que solo una persona puede tener la suerte de sacar el primer ejemplar de la temporada», aseguró. Precisamente este ejemplar de salmón, tan preciado, no podrá ser subastado porque la normativa de la subasta de Cornellana no lo permite, por lo que viajará a Madrid para ser degustado por Federico y sus allegados.En 2016 y 2017 salió el primer salmón de Asturias de las aguas del río Eo. Este año no hubo suerte, viajando el protagonismo al río Sella. Allí se capturó el campanu, un ejemplar de siete kilos subastado por 11.900 euros ni más ni menos a un restaurante asturiano. El domingo decía el afortunado pescador, «que lograr capturar el primer campanu es como si a uno le tocara la lotería: 11.900 euros».