jueves, 19 de abril de 2018

A Pontenova también tiene aldeas fantasma


Fuente: El Correo Gallego

Al cierre del pasado año, los núcleos vacíos en el mapa gallego sumaron 3.677, frente a los 3.562 del año anterior. Son 115 más, de acuerdo con los datos registrados en el Nomenclátor de 2017 que publicó el Instituto Nacional de Estadística (INE). Es una cifra que equivale a más del doble de los registrados hace un lustro, que ascendían a 1.561.
La sangría demográfica que sufre Galicia desde hace una década se lleva por delante cada año a decenas de pequeños enclaves rurales. Envejecimiento, alta mortalidad y baja natalidad son la plaga que vacía las aldeas y los convierte en lugares fantasma, en las que ya no se oyen ni los ladridos de los perros y la única vida activa es la maleza y el musgo que invade las viviendas.