domingo, 18 de marzo de 2018

El viento sopló a 108 en A Pontenova

.
Fuente: La Voz de Galicia


Volvieron a cumplirse los pronósticos meteorológicos y la borras Gisele se dejó sentir de modo desigual ayer en A Mariña. Al mismo tiempo que en Viveiro se registraron rachas de viento de las más fuertes de Galicia, con los 127,7 kilómetros por hora alcanzados en la estación de MeteoGalicia en Penedo do Galo, en Ribadeo se alcanzó la temperatura más alta de Galicia, con los 17,9 grados que midió el termómetro en el observatorio de Pedro Murias.Gisele sopló con más fuerza en A Mariña en el entorno del mediodía de ayer. Datos de MeteoGalicia indican que en la estación de A Pontenova el viento rozó los 108 kilómetros por hora, mientras en la del monte Castelo de Burela superó los 99. En el observatorio de Foz, la racha más fuerte superó los 84 kilómetros por hora, y en Lourenzá se quedó en 68. En el de Pedro Murias (Ribadeo) y en el de Borreiros (Viveiro) sobrepasó los 54 kilómetros, y en Mondoñedo estuvo cerca de los 47.