lunes, 26 de marzo de 2018

El Ribadeo,C.F. entrena a veces en A Pontenova para no deteriorar su campo

.

Fuente: La Voz de Galicia

El lamentable estado que presenta el estado Pepe Barrera de Ribadeo, periódicamente convertido en un barrizal en el que a duras penas se puede jugar al fútbol, aún siendo un asunto que viene de años atrás, ha hecho reaccionar al gobierno municipal, que trabaja en la sombra para buscar una solución. En los últimos días las críticas se han intensificado por parte de jugadores y del entrenador del Ribadeo FC, sobre todo a raíz del partido del pasado domingo, cuando se afronta el tramo decisivo de la liga y el Ribadeo solo pudo sacar un empate (1-1) frente al Betanzos. «Temos prados en Friol que están mellor para xogar ao fútbol que o Pepe Barrera ou que o campo da Devesa, onde adestramos», manifestó en La Voz de Galicia uno de los referentes del Ribadeo FC, Rafa Casanova, quien no dudó al declarar: ««Temos o peor campo de Galicia, é vergonzoso». Para no deteriorar aún más el césped, el Ribadeo FC, un equipo con aspiraciones a jugar en Tercera división, es habitual que se desplace a entrenar a otras localidades. como A Pontenova, Foz o Burela, donde sí tienen campos de hierba artificial.
La postura del gobierno municipal no ha variado. El alcalde, Fernando Suárez, considera que invertir en un campo de estas características no es una prioridad en su gestión, para nada equiparable a emplear los recursos disponibles en el asilo municipal o en la mejora de carreteras (la Avenida Ría de Ribadeo, por ejemplo, que se va a acometer ahora) para garantizar la seguridad de los peatones. Pero el alcalde reconoció que sí han entablado contactos para conseguir una finca próxima al actual estadio Pepe Barrera, donde se podría construir el campo artificial.El hecho de que se haya disipado el modelo de financiación del nuevo asilo y que previsiblemente el Concello solo tenga que aportar anualmente unos 50.000 euros para sostenerlo podría ser determinante para que se decida a invertir ahora en un nuevo campo de fútbol. En todo caso, no sería este año, porque los presupuestos ya están cerrados. La otra vía sería conseguir fondos de la Diputación Provincial de Lugo, una puerta a la que el Concello ya está acostumbrado a llamar. De hecho, fue la Diputación quien financiación la reconstrucción integral del pabellón municipal, con más de dos millones de euros, o el campo de hierba artificial de fútbol 7 del colegio Gregorio Sanz.

PP y PSOE piden al Concello que busque una soluciónMientras el gobierno municipal no considera una prioridad invertir en un campo de hierba artificial, desde la oposición, PP y PSOE, sí le han reclamado que busque una solución al paupérrimo estado que presenta periódicamente el Pepe Barrera. Y recuerdan que en la mayoría de Concellos sí disponen de campos de hierba artificial. Es el caso de Foz, Burela, Viveiro, A Pontenova... En todo caso, el hecho de que el próximo año haya elecciones municipales hace indicar que, si a esas alturas no se ha resuelto el problema, muchos partidos sí incluirán el campo de hierba artificial en sus programas.