lunes, 26 de febrero de 2018

Trabada y A Pontenova logran que no se multe por limpiar los ríos

.
Fuente: La Voz de Galicia


Cuenta la alcaldesa de Trabada, Mayra García, que estando en plena faena, organizando el festival Eu Son Eo, se planteó la conveniencia de desbrozar el río. Y de ahí, a través de diferentes contactos establecidos, surgió la posibilidad de solicitarlo a la Confederación Hidrográfica del Norte, que regula el Eo por serpentear entre dos comunidades, Asturias y Galicia. En mayo hizo la solicitud y el resultado es que los vecinos de Trabada ya pueden limpiar y desbrozar el río Eo y todos los afluentes en sus fincas sin temor a ser sancionados. Este es un problema que afecta a un gran número de vecinos en muchos ayuntamientos, con la maleza que invade los ríos, afea propiedades y se convierte en una bomba de relojería, por el riesgo que supone de colmatar el cauce y producirse desbordamientos e inundaciones cuando la lluvia arrecia y hay temporales. Lo saben bien, por ejemplo, en zonas de Viveiro. Además del riesgo que supone para los pescadores la caída de ramas y árboles que van pudriendo.
Mayra García informó al resto de alcaldes de la Reserva de la Biosfera del río Eo de las gestiones que había realizado, dado el interés que supone para los propietarios de fincas que cruzan los ríos, amenazados con ser multados si limpian la maleza y desbrozan los cauces. Y hay algunos que han tomado nota. Por ejemplo, el alcalde de Vegadeo, César Álvarez, ha pedido a la alcaldesa de Trabada que le facilite toda la documentación. El permiso otorgado por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico a Trabada es por cuatro años.
Al igual que Trabada, el Concello de A Pontenova hizo la solicitud. La CHC, organismo dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, la tramitó conjuntamente ante el Servizo de Conservación de Natureza de la Xunta. Las actuaciones autorizadas son de «poda y retirada de ramas, sólidos y basura, retirada de árboles muertos caídos sobre el río o de pie, así como la limpieza de márgenes».