lunes, 8 de enero de 2018

Entrevista de El Progreso a Verónica Ramallal (A Pontenova)

Selfie de Verónica Ramallal.
Fuente: El Progreso


Con tan solo 33 años, esta especialista en comunicación digital dirige Pekecha, una empresa con una decena de empleados, e imparte ponencias de márketing en varios concellos y en la universidad

Hija de emigrantes pontenoveses que se fueron a trabajar a Suiza pero que volvieron cuando ella tenía siete años para que creciese en su tierra, Verónica Ramallal Trevín, tenía como juguete preferido un teléfono, porque la comunicación ya era entonces su pasión. ‘A filla do taxista Faustino’, como se la conoce en su localidad natal, ha recibido premios en Málaga y en otras zonas de España, por sus trabajos innovadores en cuanto a comunicación y publicidad online. El último hito en su carrera es haber sido contratada por la Universidad de Santiago para ser docente de su máster en Márketing Digital e Innovación.

¿El curso empezó este año? 

Sí, ya empezó con unos 25 alumnos, y terminará a finales de año. Uno de los lugares donde se imparte es en la facultad de Periodismo de Santiago donde también ejerzo de mentora de una alumna para guiarla a diseñar su proyecto en la materia. También doy clases en la Cidade da Cultura, entre otros lugares además de los impartidos en Mondoñedo o Lugo, en el marco de los proyectos que desarrolla la Escola de Organización Industrial. Uno de los alumnos de estos seminarios es el actual director de la fundación de actores de Galicia, Diego Vázquez Meizoso.

Estudió en Vigo Comunicación Audiovisual, tras ser, como usted misma dice, ‘una de las raritas de Humanidades’ en el instituto. ¿Qué trabajos desempeñó antes de fundar Pekecha? 

Trabajé en radio y en televisión pero lo que quizás más me encauzó hacia este ramo fue el trabajo que desempeñé para el Xacobeo llevando la parte on line de redes sociales en el Apóstol 2010. Aprendí mucho lo que después me sirvió en la empresa con sede en A Coruña, Cambur, donde gestionábamos las web de grandes cadenas hoteleras y de otras firmas. Pero yo creía en otra forma de hacer márketing digital y me lancé a fundar Pekecha, que ahora conformamos nueve especialistas.

¿En qué se basa Pekecha?

En democratizar la innovación, en que el cliente pequeño tenga acceso a otros recursos que usan los grandes para darse a conocer. Cada vez es más necesario tener una presencia on line.

Pónganos un ejemplo.

Mi trabajo consiste en captar a personas que se interesen por lo que haga nuestro cliente a través de internet y sobre todo de las redes sociales. Por ejemplo, si tú quieres que tu casa rural esté siempre ocupada, trabajamos para que seas el primero o de los primeros en salir en el buscador de Google cuando los interesados introduzcan palabras clave. Es decir, si alguien escribe ‘quiero una escapada con mis hijos a un paraje natural’, que seas de los primeros en salir en esa búsqueda. Después, trabajamos para que el cliente que se va, se vaya con la sensación de que le has dado innovación. Que afirme: "Dije lo que quería hacer durante mi viaje y el móvil me guiaba". En este sentido, hemos creado para Padrón una ‘Dicom’ o estándar de intercambio de imágenes rápidas para hacer una ruta guiada por la localidad mediante el ‘bluetooth’. Y todo ello entendiendo la idiosincrasia de cada lugar, del cliente, creando marca con cariño.

Cuando la contratan para darles clases a empresarios, a desempleados y a emprendedores, en concellos como Ribadeo, la califican como ‘community manager’, ¿cómo definiría esta especialidad? 

Es la persona que entiende tu negocio, lo analiza y ve cómo puedes mejorarlo aplicando los nuevos recursos tecnológicos. Se trata de generar contactos a través de redes sociales, de conectar canales o ‘networks’, de saber proyectarte. Porque lo que hay que entender es que hoy en día da igual dónde estés, lo que importa es lo que haces y cómo lo difundes.

De hecho, actualmente enviar un currículo requiere crear una especie de marca personal, ¿es así?

Sí, ha cambiado mucho el acceso al mundo laboral en los últimos años. Hay que moverse mucho, estar en todas partes para buscar la oportunidad, tener capacidad de reacción y creatividad. En determinados campos es útil crear una marca personal de lo que eres o haces y un videocurrículo en el que te presentes a ti mismo, como enseñé a hacer en Ribadeo, entre otros lugares en los que impartí estos cursos. Hay agencias de desarrollo local muy activas que organizan estos seminarios.