jueves, 25 de enero de 2018

El Centro de Salud de A Pontenova atendió en 2017 un total de 2.784 consultas telefónicas.

.
Fuente: La Voz de Galicia


Los 16 centros de salud que hay en la comarca de A Mariña atendieron en el 2017 más de 52.000 consultas telefónicas. Según datos facilitados por el gabinete de comunicación del Sergas en Lugo, los mariñanos resolvieron a través del teléfono, sin tener que desplazarse al ambulatorio, más del 10,5% de las citas de medicina general que concertaron para trámites como gestionar recetas, solicitar analíticas e informes, o abordar problemas de salud en los que el encuentro con un médico no es imprescindible. A la cabeza en este tipo de atención estuvo el año pasado el ambulatorio de Viveiro, que gestionó 10.696 consultas telefónicas. El de Foz resolvió 8.369, mientras que en tercer lugar se situó el de Burela, cuyos médicos de atención primaria dieron salida a 6.081 consultas por esta vía. Los siguientes en cuanto a volumen de asistencia a través del teléfono fueron los de Ribadeo, con 4.849, y Mondoñedo, donde sus alrededor de 3.800 vecinos solicitaron 4.616 consultas de esta naturaleza. A continuación estuvieron los centro sanitarios de Xove, con 2.926; A Pontenova, con 2.784; San Cibrao, con 2.200; Barreiros, con 1.892; y Cervo, con 1.595. La implantación del servicio sanitario también es cada vez mayor en municipios con menos población, como Ferreira do Valadouro, que atendió 1.391; Alfoz, con 1.369; Trabada, con 1.102; O Vicedo, con 935; Lourenzá, con 852 y Ourol, con 501.

Tecnologías

A menudo criticamos el uso excesivo o el mal uso de las tecnologías de la información y de la comunicación, pero no es el caso de la asistencia telefónica en atención primaria que impulsa el Sergas. Poder contactar a través del teléfono con el médico para resolver algo tan simple como activar la receta electrónica de una medicación en la farmacia, o resolver dudas sanitarias no tiene precio. El año pasado los ambulatorios de A Mariña gestionaron en total cerca de 725.800 consultasA lo largo del 2017, los ambulatorios mariñanos resolvieron cerca de 725.800 consultas (725.792). Según datos aportados por el Sergas en Lugo, correspondieron a especialidades diversas, como medicina general, pediatría, enfermería u odontología. Aunque cerca del 90% se desarrollaron de manera presencial, con el paciente acudiendo a la consulta de medicina o de enfermería en el centro de salud, año tras año va en aumento el número de asistencias que se realizan a través del teléfono.

«Cómodo» en crónicosPacientes de A Mariña que emplean el servicio tecnológico habitualmente destacan que es «muy cómodo» en lo que respecta, por ejemplo, a la atención de enfermedades crónicas, ya que permite a los médicos hacer un seguimiento casi continuo de los pacientes sin necesidad de que estos acudan con tanta frecuencia al ambulatorio. También lo consideran útil a la hora evitar desplazamientos innecesarios a la población más envejecida.