martes, 9 de enero de 2018

A Pontenova será uno de los municipios en donde también construirá otra residencia de ancianos

.
Fuente: La Voz de Galicia


Seis residencias prevé abrir la Diputación a lo largo de este año. Dentro del proyecto -cuyos primeros pasos ya se dieron hace años, estando José Ramón Gómez Besteiro al frente del organismo provincial- , la de Castroverde está lista, solo pendiente de autorización; las de A Fonsagrada y de Pol están a la espera de lograr la autorización necesaria, las de Trabada y de Pedrafita necesitan algunos trabajos finales antes de que concluyan las obras, y la de Ribas de Sil se encuentra en una fase menos avanzada. Serán las primeras que abran sus puertas dentro de este plan diseñado por la Diputación. Como encargado de Suplusa, entidad que depende de la institución provincial y a la que se encomendó la gestión de esta iniciativa, Manuel Martínez, alcalde de Becerreá y diputado en el Pazo de San Marcos, explicó en días pasados que si se cumplían los plazos previstos, la de Castroverde sería la primera en conseguir todas las autorizaciones necesarias para la apertura.

Tras estas residencias, Portomarín, A Pobra do Brollón y A Pontenova serán los próximos municipios en los que se ejecuten otras. En el primero de los tres municipios, explicó Martínez, serán unas viviendas para la tercera edad. Los trámites van más retrasados en A Pontenova que en los otros dos concellos.