martes, 26 de diciembre de 2017

Vientos de más de 100 km/hora en A Pontenova


Fuente: El Progreso.
Lugo se mantiene esta jornada en alerta naranja por vientos y lluvias ante el desembarco de un frente bautizado como Bruno. Este primer temporal del invierno está dejando lluvia, viento y nieve en zonas altas de la provincia. A Mariña y A Montaña se están llevando la peor parte en la provincia y es probable que esta situación se mantenga hasta el viernes, cuando se rebaje la intensidad de la borrasca.

Penedo do Galo, en Viveiro, ha registrado una ráfaga de 152 kilómetros por hora, la más fuerte de Galicia, y no ha sido el único territorio gallego en sentir la fuerza de Eolo: en varios puntos de la comunidad se han superado o rondado los 100 km/h, entre ellos Punta Candieira, en Cedeira (132); en Cabeza de Manzaneda (110); en Ordes (123); Carballeda de Valdeorras (106,9); A Pontenova (100,8); y la Serra da Faladoira, en Ortigueira (99,7). 

En Cariño, en la provincia coruñesa, los vientos llegaron a soplar a una velocidad de 99 kilómetros por hora, mientras casi alcanzaron los 98 en Oia (Pontevedra) y se quedaron sobre los 95 en Burela (Lugo) y 93 en Malpica (A Coruña). 

PRECIPITACIONES. Este martes, el citado nivel naranja por fuertes lluvias permanece activo en la costa de Lugo y A Coruña. Además, la alerta de nivel amarillo está activa por precipitaciones en el interior de Pontevedra y la montaña de Ourense, según MeteoGalicia. Además, está previsto que Bruno lleve a la cota de nieve a situarse entre los 1.000-1.200 metros, en Lugo y Ourense.

Por ahora, Bruno ha dejado un dato acumulado de 47,4 milímetros (litros por metro cuadrado) en Tui. Todavía al sur de la comunidad, Vigo se anota unos 44,5 litros por metro cuadrado sobre las 20.00 horas de este martes, mientras Fornelos de Montes contabiliza 47,2. Otras cifras destacadas de lluvias caídas a lo largo de esta jornada son los 43,6 litros por metro cuadrado en Cuntis y los 43 de Boiro. 

LUGO CIERRA SUS PARQUES.  El Ayuntamiento de Lugo  informó en la mañana de este martes de que los dos parques públicos urbanos de la ciudad quedaban cerrados al público "como medida de prevención para garantizar la seguridad de la ciudadanía". Asimismo, quedaba también cerrado el Museo Interactivo de la Historia de Lugo (MIHL), que suspendió todas sus actividades. 

La tarde del miércoles las precipitaciones quedarán restringidas probablemente a la zona norte, con probables tormentas y granizo.