jueves, 21 de diciembre de 2017

Restauración de cauce fluvial situado en la parte media del Eo a su paso por Meira, Ribeira de Piquín y A Pontenova

.

El Eo y sobre todo la ría ribadense experimentará una transformación paisajística en los próximos cuatro años, con el plan Life Fluvial, financiado en su mayoría por fondos europeos, que persigue restaurar cauces fluviales eliminado gran parte de especies invasoras. En Ribadeo, por ejemplo, actuaciones similares ya han dejado agradables cambios de imagen a la entrada de la villa.El plan contempla ocho grandes acciones en tramos de diversas cuencas fluviales de espacios de la Red Natura, actuando en medio centenar de hectáreas de una veintena de concejos gallegos, asturianos y portugueses. El presupuesto total es de tres millones de euros, aunque en esta zona se estima que la inversión rondará los 200.000. Tragsa se encargará de acometer los trabajos previstos.
De las más de 500 páginas que conforman el proyecto podemos diferenciar tres grandes actuaciones para esta zona. Una pasa por la restauración de algo más de 10 hectáreas de cauce fluvial situado en la parte media del Eo a su paso por Meira, Ribeira de Piquín y A Pontenova. En esta última localidad se actuará en ambos márgenes del Eo, en un tramo comprendido cerca de la piscina municipal y en la salida del pueblo, junto al campo de fútbol.En Trabada, Vegadeo y Ribadeo se actuará en 15 hectáreas de cauce del Eo, retirando los eucaliptos situados junto al río. En Vegadeo se actuará en un pequeño islote ubicado tras el recinto ferial. Y en Castropol se restaurará la zona ocupada por las lagunas de Villadún y Arnao.