martes, 26 de diciembre de 2017

La entrada a Ribadeo se hará por la antigua estación del tren minero de Vilaoudriz.

Suárez Barcia, juanto a la calle Rafael Fernández Cardoso, que se prolongará. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Fuente: El Progreso


El proyecto que el Concello de Ribadeo tiene diseñado para modificar el acceso a la localidad está pensado de tal forma que la entrada a la villa estará presidida por la antigua estación del tren minero de Vilaoudriz. Para ello será necesario expropiarla y restaurarla. Es solo una pequeña parte de una idea mucho más amplia que implica un diseño urbanístico completo para toda la zona comprendida entre la calle Rafael Fernández Cardoso, en el actual acceso a Ribadeo desde la entrada del instituto, hasta el fondo de la avenida Rosalía de Castro, que en un futuro estarán conectadas por un amplio vial. Además, implica la apertura de un nuevo acceso al centro de Ribadeo desde la autovía del Cantábrico para los vehículos que lleguen desde Asturias.

Pero como llegar a ese punto final de desarrollo es algo complejo y que, además, requerirá el paso de varias décadas, el alcalde ribadense, el nacionalista Fernando Suárez Barcia, decidió dar por cuenta propia un primer paso. Es muy importante por lo que implicará de una iniciativa urbanística propia, que aunque en principio asumirá el Ayuntamiento, luego los promotores que construyan en su entorno, en los espacios que se habiliten para edificar, tendrán que abonar al Concello.

En esencia el proyecto contempla la construcción de un vial en forma de "L" con tres rotondas. La primera ya está construida y está en Vilaselán. Es el acceso a Ribadeo desde la A-8, aunque los viales que salen de ella hacia el pueblo son insuficientes y muy deficitarios. Por eso desde dicha glorieta se abrirá una nueva calle que desembarcará en una nueva rotonda que se ubicará a unos pocos metros de la antigua estación del tren minero. Ahí confluirá otro vial más que será la prolongación de Rafael Fernández Cardoso.

El alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez, explica que esto se puede hacer porque así está contemplado en el Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) y que gracias a ello se podrá diseñar un primer paso para una gran entrada a Ribadeo y la apertura de una nueva zona en la que poder construir.

También aclara que "as rúas que existen na actualidade van seguir existindo. Non é como se está a dicir por aí, que se van pechar, algo totalmente imposible, porque de feito imos implementala como eixo dun novo acceso a Ribadeo". Eso sí, las pequeñas calles que hay ahora en dirección a Vilaselán, a O Xardín o al Voar, quedarán como viales prácticamente de servicio y para uso doméstico y de los vecinos.


UNANIMIDAD. Otra circunstancia que el regidor ribadense destaca es que este proyecto de desarrollo urbanístico "se saca adiante co apoio de todas as forzas políticas". Dice que eso "dálle un empaque moi importante e digamos que o pon a salvo dos vaivéns políticos que poida ir habendo no futuro, porque garantiza que estea quen estea no goberno municipal isto vai ir adiante".