miércoles, 13 de diciembre de 2017

Hasta 180 litros por metro cuadrado cayeron en A Pontenova

.
Fuente: La Voz de Galicia
Aunque llegó con menos fuerza de la esperada, la borrasca Ana también se hizo notar a su paso por A Mariña. Las fuertes lluvias registradas desde primera hora de la mañana provocaron el desbordamiento del río Landro a la altura de Landrove, en Viveiro. El agua acumulada anegó fincas y afectó a alguna casa próxima, y aunque el cauce estuvo «ao límite» buena parte de la jornada, según informó Protección Civil, al cierre de esta edición no había sido necesario cortar la carretera en ningún momento. Los incidentes más notables se vivieron a última hora de la tarde, tras la fuerte tormenta eléctrica registrada sobre las ocho y media. Provocó varios cortes de luz que dejaron a oscuras durante algún tiempo zonas del núcleo urbano, así como de Vieiro o Covas. También hubo problemas de telefonía.
Los equipos de emergencia estuvieron en alerta todo el día, como destacaron desde Protección Civil de Foz, que ya en la noche del sábado al domingo cortó el paseo de Laredo, junto a la playa de A Rapadoira, para prevenir accidentes. Hace casi cuatro años que en ese lugar desapareció un chaval de 15 años arrastrado por el mar durante un temporal. Hubo varias salidas de vía de vehículos sin heridos, y los bomberos de Viveiro retiraron dos árboles tumbados sobre la carretera en las inmediaciones de las playas de Abrela, en O Vicedo, y Area. En Burela, Protección Civil indicó que el viento había desplazado algún contenedor sin mayores consecuencias.

Según datos de observación de Meteogalicia, la de ayer fue, con diferencia, la jornada más lluviosa del último mes en la comarca. En la estación meteorológica Pedro Murias, de Ribadeo, cayeron más de 160 litros de agua por metro cuadrado. En las de Lourenzá y A Pontenova, más de 180; y en la de Mondoñedo, más de 170.