miércoles, 29 de noviembre de 2017

Una casa rural pontenovesa posee los exclusivos cargadores Tesla para vehículos eléctricos

Vehículos recargadando, en la Casona de Labrada. AMA
Fuente: El Progreso


Solo hay otros cuatro puntos de recarga como este en Galicia, uno de ellos el Hostal dos Reis Católicos.
En un lugar entre A Pontenova y Taramundi, escondido en el rural gallego, se encuentra la Casona de Labrada. Un alojamiento que tiene una singularidad: es uno de los cinco que actualmente hay en Galicia con cargadores Tesla, que es la multinacional más importante de coches eléctricos. Para uso exclusivo de clientes, esta casa rural ofrece un valor añadido que cala entre los usuarios de este tipo de vehículos, que parecen ser el futuro de la automoción.

Estos cargadores Tesla entraron en funcionamiento en febrero de este mismo año, solo dos meses después de la apertura del alojamiento. Tras casi una década de trabajo, Susana Sanz, propietaria de la Casona de Labrada, logró abrir su establecimiento.


Este verano ya llegaron a este lugar de A Mariña usuarios de coches Tesla holandeses, de Burgos o de Barcelona, entre otros lugares.



"Nosotros lo que hicimos es contactar con Tesla, solicitas este tipo de cargadores, ven las calidades de los establecimientos, que suelen ser de alto standing, y si lo aceptan tienes que hacer la instalación bajo sus parámetros y te exigen que no se cobre por este servicio a los clientes", dice Sanz.

Este verano ya llegaron a este lugar de A Mariña usuarios de coches Tesla holandeses, de Burgos o de Barcelona, entre otros lugares. La acogida ha sido buena, aunque Sanz sabe que esto es una carrera de larga distancia. "Esto es como todo, se va incrementando el consumo y la compra de coches eléctricos; este año pasaron por este lugar seis o siete de estos clientes, es un servicio extra y te diferencia un poco de los demás, porque nosotros apostamos por este tipo de vehículos", afirma la propietaria.

OTRAS MARCAS. Estos cargadores, aunque son de la marca Tesla, sirven para otro tipo de vehículos que no sean de la marca americana. Los coches de las otras marcas tienen que tener un adaptador y ser de tipo conexión dos.

"Dependiendo del rango del precio de los coches, pueden tener una autonomía desde 450 kilómetros a los 100", advierte Sanz, que afirma que los aparatos que tiene instalados en la Casona de Labrada se llaman cargadores en destino, y que son los destinados a los restaurantes y hoteles.

El cliente Tesla es exclusivo. En España hay un centenar de coches de esta marca americana, pero se pueden ver más en otros países, como Noruega o Holanda. "Es un coche muy exclusivo, un capricho", dice.

En Galicia, actualmente, hay cinco puntos que tienen estos cargadores en destino. Son el Hostal dos Reis Católicos (Santiago), A Quinta da Auga (Santiago), Reitoral de Ansemil (Celanova) y Hotel O Camiño (O Barco de Valdeorras). La multinacional tiene pensado abrir en 2018 tres supercargadores en Santiago, Verín y Lugo. Este tipo de estaciones permiten llenar las baterías de los coches en menos de una hora.