lunes, 11 de septiembre de 2017

Espectaculares rincones por descubrir en A Pontenova

.
Foto: Carlos Gabino

Fuente: La Voz de Galicia


El caso de Fuciño do Porco, en O Vicedo, que en los últimos meses ha adquirido una espectacular dimensión atrayendo a gran número de turistas es un ejemplo de lo que puede dar de sí A Mariña, con multitud de lugares «por descubrir». La costa, quizás, es lo más conocido, pero el interior de la comarca cuenta con un espectacular patrimonio. A Pontenova recibió probablemente este verano más visitantes que nunca. Las cifras son aún modestas, pero apuntan claramente una tendencia que llevó hace unos días al alcalde, Darío Campos, a publicar un bando en el que explica que debido al «auxe» del sector turístico ?y también del forestal? , en el Concello se va a crear una base de datos de personas de todas las edades, con vistas a futuras ofertas de empleo.

Juan Carlos Pardo Álvarez, que estuvo la frente de la oficina de turismo en verano, alude a la agradable sorpresa que se llevan a los visitantes al conocer los antiguos hornos de fundición, los cinco originales, únicos en Galicia. La ruta por los viejos túneles del tren minero es un gran patrimonio que aún tiene que dar mucho más de sí, cuando se recupere el trazado completo. Y rutas como la de la Fraga das Reigadas, de 12 kilómetros, con un arroyo salpicado de saltos y que pasa por la antigua Ferrería de Bogo. A Pontenova, sin duda, mucho más que el Eo.