lunes, 25 de septiembre de 2017

Comenzó el período de pago voluntario de la contribución en A Pontenova

.
Fuente: La Voz de Galicia


El pasado día 15 se abrió el plazo de pago en período voluntario del impuesto sobre bienes inmuebles de naturaleza urbana, rústica y características especiales (el conocido popularmente como contribución) en los concellos de A Mariña. Y también del impuesto sobre actividades económicas. Lo anunció la Diputación Provincial de Lugo, que tiene delegado el cobro de los municipios de Alfoz, Barreiros, Burela, Cervo, Foz, Lourenzá, Mondoñedo, A Pontenova, Ribadeo, Trabada, O Valadouro O Vicedo y Xove.
El plazo de pago en período voluntario concluirá el día 15 de noviembre. A partir de esa fecha se iniciará la vía ejecutiva y con los recargos e intereses que procedan.
La Diputación informa que aquellos propietarios y empresarios que no tengan domiciliado el pago de estos impuestos deberán efectuar el ingreso correspondiente en cualquier oficina de Abanca, La Caixa-Caixabank, BBVA y Banco Sabadell, en días laborables, presentando el documento de ingreso que se envía a los domicilios de los contribuyentes. Quienes no lo reciban o lo extravíen podrán solicitar un duplicado en las oficinas de Abanca o de Caixabank.
En varios concellos, como es el caso de Ribadeo, los alcaldes han publicado bandos en los que informan a los vecinos de la apertura del pago en período voluntario del IBI y del IAE.

En algunos ayuntamientos, tras la regularización catastral practicada, los recibos que pagan los vecinos se han elevado sustancialmente, tras registrarse con los usos y dimensiones que realmente tienen. Además, en Ribadeo, Foz, A Pontenova y Trabada este año se aplica la actualización de los coeficientes de los valores catastrales, lo que en algunos casos conlleva subidas..
Caso aparte lo supone en Ribadeo, ya que es uno de los 20 municipios de Galicia en los que el Ministerio de Hacienda ha autorizado continuar en 2018 con la actualización de los valores catastrales. La ponencia catastral de Ribadeo es de las más antiguas de Galicia, por lo que las tasaciones para calcular los recibos están desfasadas. El Concello las seguirá actualizando, pero retocando los coeficientes para que los ribadenses, asegura el alcalde, sigan pagando lo mismo.