martes, 5 de septiembre de 2017

A Pontenova, de las zonas más afectadas por la avispa velutina

El nido descubierto cerca del parque Rosalía de Castro. XESÚS PONTE

Fuente: El Progreso

La actividad de las avispas velutinas va en aumento en el municipio de Lugo. En los ocho primeros meses de este año la Consellería de Medio Rural eliminó 26 nidos en la capital lucense, más que en los tres últimos años juntos.
Esas cifras, sin embargo, todavía distan mucho de las registradas en los municipios de A Mariña, desde O Vicedo hasta A Pontenova -excepto Viveiro y Ribadeo-, que es la zona más castigada por esta plaga en la provincia de Lugo.
En lo que va de este año fueron retirados o inactivados 9.845 nidos de avispa velutina en Galicia, casi una décima parte, 869, en la provincia de Lugo, según informó el viernes la Consellería de Medio Rural.
Estos días fue descubierto un núcleo de cría en el entorno del céntrico parque Rosalía de Castro de Lugo. Este nido es de difícil acceso y localización porque se encuentra en la copa de un árbol, que ronda los 20 metros de altura.
La presencia de las velutinas se detectó en la zona de juegos infantiles del Parque. Un técnico medioambiental que hizo por su cuenta un seguimiento de esas avispas localizó el nido en lo alto del árbol, a las puertas del pulmón verde de la ciudad.
Por ahora no se tiene constancia de que se hayan producido ataques de esta especie invasora a personas en la capital lucense en los últimos días.
¿Qué se puede hacer? La Xunta de Galicia tiene activado un protocolo para actuar cuando se detectan nidos de velutinas para proceder a su retirada. Si se localiza uno, como ha sucedido en el caso del hallado en un árbol de las inmediaciones del parque Rosalía de Castro, se debe poner en conocimiento del servicio de emergencias 112.
El presidente de la Asociación Provincial Lucense de Apicultores (Apla), Pablo Piñeiro, explicó el viernes que la forma más eficaz para eliminar a los ejemplares de esta especie invasora es actuar «pola noite», que es cuando están reagrupados, debido a que son «diurnos».
Pablo Piñeiro señaló que como los nidos solo tienen un orificio de entrada y salida lo aconsejable es taponarlo con poliuretano u otra sustancia, cortar la rama para retirarlo y quemarlo.
El presidente de Apla aseguró que en esta época del año, entre los meses de julio y septiembre, es cuando la actividad de las avispas velutinas está «en plena efervescencia», saliendo y entrando las obreras en el nido para alimentar a las crías.
El BNG exige al gobierno local que elabore un plan de control
El BNG, que alertó el viernes del hallazgo de este nido de grandes dimensiones en las proximidades del parque Rosalía de Castro, exigió al gobierno del Concello de Lugo que elabore un plan de actuación.
Su portavoz, Rubén Arroxo, recordó que «fai un ano reclamamos un plan municipal contra a velutina e o Concello non fixo nada». Agregó que «agora demostrase a necesidade».
Rubén Arroxo destacó que existen métodos que «a través de cámaras con sistemas de infrarrojos permiten detectar con facilidade a presenza de niños». Añadió que alguno de estos sistemas fue desarrollado por universidades gallegas, por lo que considera que «sería útil para revisar os parques urbanos e evitar posibles ataques deste himenóptero que ten unha agresividade superior ás especies autóctonas».
Más medios. Además de coordinar las actuaciones con la Xunta, Arroxo propuso que el Concello dote de medios materiales y trajes adecuados a los bomberos que acuden a retirar los nidos. «Cada raíña que se captura é un enxamio menos e así irase freando o avance desta especie invasora», afirmó este edil, que anunció que el BNG llevará una iniciativa al Parlamento sobre la plaga.