sábado, 9 de septiembre de 2017

A Mariña, con más servicios, se afianza como destino vacacional de moda

.

Fuente: La Voz de Galicia


Agosto dejó un buen sabor de boca en la comarca y septiembre arranca con buenas perspectivas de ocupación hotelera. En algunos establecimientos como el Parador de Turismo de Ribadeo esperan alcanzar el 90 % de ocupación a lo largo del mes. Pendientes de hacer un balance más exhaustivo sobre el impacto del turismo en la comarca, el presidente del ACIA-Centro Comercial Aberto de Foz, José Carlos Paleo, apunta: «A Mariña é, cada vez máis, máis destino turístico e Foz aporta o seu valor». La valoración del portavoz de un colectivo que agrupa a unos 140 negocios la ratifica la gerente del Centro Comercial Histórico de Viveiro, Isabel Méndez: «Os resultados deste verán permiten constatar que A Mariña é unha zona de turismo que está de moda».
Lo que está claro es que en clave turística el 2017 ha sido diferente. La buena ocupación, sobre todo en fines de semana, registrada entre Semana Santa y el verano se reforzó en julio, con una ocupación hotelera entre el 80 y el 90 % -en base a las consultas realizadas en diferentes negocios- y ascendió en agosto: entre el 95 y el 100 %.

En el Hotel O Cabazo de Ribadeo -con 42 habitaciones tras la ampliación- registraron una ocupación en torno al 88 % en julio y del 96 % en agosto. «Se incrementó mucho en julio con respecto al mismo mes del 2016», reconocían ayer desde el establecimiento, donde esperan registrar una ocupación de entre el 75 y el 80 % en septiembre, con los fines de semana como protagonistas.


Tres habitaciones libres

En el complejo Las Sirenas de Viveiro, que suma unas 700 plazas, la ocupación fue de cerca del 90% en julio, de entre el 98 y el 100 % en agosto y la previsión para este mes es alcanzar entre el 70 y el 80 %. «Septiembre viene fuerte, sobre todo hasta mediados», reconocen. Dentro del complejo, ayer, sobre las seis y media de la tarde, solo quedaban tres habitaciones libres para hoy en el hotel de cuatro estrellas.
Antonio Graña, director del Parador de Turismo de Ribadeo, confirmaba ayer que la ocupación en julio fue del 90 % y del 95% en agosto. Aseguró que mientras en agosto el turista es principalmente nacional, en septiembre llega mucho extranjero.
Tanto desde el CCA focense como desde el Centro Comercial Histórico de Viveiro creen que la creación de nuevos negocios y la ampliación de servicios enfocados al turismo, así como los numerosos atractivos de la comarca, permiten que A Mariña se consolide como destino vacacional.
«En Foz non temos a oferta hoteleira doutros concellos próximos pero sí unha potente segunda residencia, cos conseguintes consumos. En xullo e agosto houbo moita demanda de aluguer e segue habendo demanda en setembro», explicó Paleo. El presidente del ACIA-CCA burelense, Rubén Pinín, reconoce que aunque la primera quincena de julio fue más floja que el año pasado, desde el 20 de julio en adelante «foi dos mellores veráns».

Los frutos

Hasta el día 30 todavía será necesario retirar entrada (gratis) para visitar la playa de As Catedrais. La proyección de este icono turístico y las iniciativas turísticas desarrolladas en los últimos años empiezan a dar sus frutos. Ya lo decía ayer en estas páginas el profesor Venancio Salcines: «A Mariña lucense, motor provincial en estas fechas, ¿gracias a qué? Al sector».

El clima, un plus para una comarca que cada vez capta más turistas del sur y extranjeros

«Creo que temos que ir empezando a cambiar a mentalidade con respecto ao clima. Estamos vendo que o clima suave do que disfrutamos é un plus», explica Isabel Méndez, quien, igual que Rubén Pinín, cree que, tanto la hostelería como el comercio se han beneficiado de un tiempo cambiante. Quienes también son testigos de las preferencias de los huéspedes son los dueños de negocios de turismo rural. Manuel Vicente, presidente de Aturmar, ratifica que cada vez llegan más viajeros del sur, principalmente de Castilla La Mancha y Andalucía, y también de Cataluña.