jueves, 25 de mayo de 2017

Luis Miranda de A Pontenova presidente de A Industriosa

(Luis es el tercero por arriba empezando por la derecha. De polo azul cielo.)

Luis Miranda (A Pontenova, 1.981) es hijo de Luis Miranda y Elsa Acebedo. 

Es el presidente de "A Industriosa",un espacio para fomentar el uso de la tecnología en Vigo.
Luis Miranda
A Industriosa será el primer MediaLab de Vigo, una especie de laboratorio-taller abierto a los ciudadanos para que desarrollen sus proyectos tecnológicos en su tiempo libre y como hobby. Uno de los más famosos es el MediaLab del Prado en Madrid. El laboratorio tecnológico ciudadano de Vigo nace con la idea de convertirse en un referente donde impulsar proyectos innovadores «ligados a una comunidad activa y vibrante, de personas motivadas y altamente cualificadas para llevarlos a buen puerto», dice el presidente de A Industriosa, Luis Miranda. La idea es reavivar el espíritu creativo del industrial naviero Sanjurjo Badía, amigo del novelista Julio Verne.
Este MediaLabs nace en un momento de efervescencia tecnológica. Por un lado, las fábricas de Vigo emprenden una carrera por adaptarse a la industria 4.0, que implica el diseño de coches autónomos, inteligencia artificial, drones y robots. Por otro, la comunidad maker promueve la democratización de la producción a través de la impresión 3D en sus casas y las oficinas de coworking. Y, por último, los programadores comparten sus habilidades para crear apps y aplicaciones de software que ayuden al usuario a hacer tareas.
Estos tres grupos se mueven entorno a dos megacomunidades: la recién creada VigoTech Alliance, que reúne a los programadores, y VigoLabs, que cuenta con 350 miembros inscritos y organiza competiciones de proyectos innovadores llamadas hackacotones y que duran un fin de semana. En A Industriosa confluirán decenas de estos «entusiastas» que darán visibilidad a proyectos locales. Los usuarios de este MediaLab podrían contar con maquinaria para imprimir prototipos de forma rápida de cualquier cosa que les apetezca o que las firmas innovadoras de Vigo y su área propongan.
El espacio físico concreto está a punto de concretarse, la idea es contratar una céntrica oficina de 300 metros cuadrados.