martes, 2 de mayo de 2017

La mayoría de mariñanos no saben cuándo deben entregar las patatas

Fuente: La Voz de Galicia

Para intentar combatir la plaga de la polilla guatemalteca, las autoridades han ordenado destruir las patatas de la cosecha del año pasado, las plantadas este año y las compradas para sembrar. La Consellería de Medio Rural anunció el 10 de marzo que preparaba un calendario para recogerlas. Como los quince municipios de A Mariña están infestados por la couza, todos los mariñanos con plantaciones de ese tubérculo están obligados a entregarlos. Sin embargo la mayoría no sabe cuándo deberá tenerlas preparadas para que se las lleven de sus domicilios porque Medio Rural no ha hecho público su plan de trabajo.
Por el momento, las únicas informaciones sobre la recogida de patatas para destruir proceden de los gobiernos locales de los municipios mariñanos en los que ya hay fechas. Por lo que ha trascendido hasta ahora, martes y miércoles está programada en el municipio de A Pontenova, y jueves y viernes en el de Alfoz. De los trece ayuntamientos restantes, no se sabe nada, porque Medio Rural no lo difunde.
Saber cuándo deberán entregar esos tubérculos es importante para los cientos de mariñanos que han declarado plantaciones. Sobre todo porque están obligados a arrancar los que puedan haber sembrado en sus huertos, si aún no lo han hecho. La inmensa mayoría de los que se cultivan en los quince municipios de A Mariña son para autoconsumo, «uns regos de patacas para á casa», en palabras de Jorge Val, alcalde de Alfoz.

Al alcalde alfocense le parece «un duro golpe» para quienes las cultivan para autoconsumo

Jorge Val, alcalde de Alfoz, señala una de las principales características de los cultivos de patata en los quince municipios mariñanos: «Case na súa totalidade son para autoconsumo». Remitiéndose a las impresiones transmitidas por asistentes a las charlas informativas sobre la plaga de la polilla, el regidor alfocense constata que prohibir plantar ese tubérculo durante dos años y obligar a deshacerse de las que hay en los hogares supondrá «un duro golpe para moitas persoas».
En cualquier caso, el socialista Jorge Val subraya la conveniencia de «cumplir a Lei», sobre todo cuando las autoridades nacionales y autonómicas han llegado a la conclusión de que «é necesaria a destrucción dos tubérculos para evitar que a polilla guatemalteca se extenda, provocando males maiores para todos». El alcalde alfocense transmite su «esperanza de que no menor tempo posible se poida recuperar o cultivo da pataca nas nosas terras».
No se pueden vender a granel
La Consellería de Medio Rural informaba el 10 de marzo de que preparaba el calendario para retirar las patatas en los 31 municipios gallegos infestados (entre ellos, todos los de A Mariña), pero también recordaba que no se pueden plantar durante dos años, así como la «prohibición do tránsito de tubérculos». Decía Medio Rural, hace cerca de dos meses, que asumiría el «transporte (en camións estanco» e a destrucción dos tubérculos».
En A Mariña y en el resto de zonas afectadas por la plaga de la patata, ya solo se pueden comercializar «patacas para consumo directo, envasadas e preparadas» para el consumidor final.

Con «bolsas de plástico» para los pontenovenses y con «sacos» para los alfocenses

Por el municipio de A Pontenova se han distribuido durante los últimos días carteles anunciando la «campaña de recollida de pataca afectada pola couza guatemalteca». Comunican a los vecinos que, desde las ocho y media de la mañana hasta las seis de la tarde de este martes y de este miércoles, «pasarán polos seus domicilios os equipos oficiais» que se llevarán los tubérculos. En esas notas se indica que han de entregar los tubérculos «en bolsas de plástico abertas que serán precintadas no momento da súa retirada». También se explica que «deberán estar en bolsas separadas as de semente, as de consumo da campaña pasada e as que obrigatoriamente deberán estar arricandas na presente campaña». Y añaden: «As bolsas para introducir as patacas poderán recollelas gratuitamente nas oficinas agrarias comarcais ou no seu concello».
En un comunicado público, el alcalde de Alfoz recuerda que durante los últimos días han colocado carteles explicando que la recogida de patatas en el municipio será este jueves y este viernes. Ese Concello «colaborará coa Xunta para facilitar» que los vecinos cumplan la norma que obliga a entregarlas para destruirlas. Con ese mismo propósito, en la casa consistorial entregan «sacos de veinte kilos». Cuando los vecinos vayan a por ellos, «anotáranse as direccións» para que vehículos municipales las retiren, ya que Alfoz los cede porque coopera con Medio Rural. En el momento en el que se lleven las patatas, «levántarse acta das cantidades e tipos», por las «posibles indemnizacións ás que os agricultores poidan ter dereito».