lunes, 22 de mayo de 2017

Cuatro alcaldes reclaman que se recupere el proyecto del tren minero


Fuente: La Voz de Galicia

Recuperar y poner en valor la ruta verde del tren minero que unía Ribadeo y A Pontenova fue durante años un sueño de los cuatro concellos por los que discurre, los dos referidos, San Tirso y Trabada, que tomó visos de realidad antes de la crisis económica. En torno al año 2002 la firma Tragsa llegó a elaborar un proyecto, con un presupuesto de 2,5 millones de euros, para ejecutar la senda de unos 33 kilómetros. El más reciente es del año 2010. Promovido por Costas, se expuso en el consistorio ribadense con un presupuesto de 5,5 millones de euros. Pero todo quedó en nada. De momento solo está recuperada íntegramente en el municipio de San Tirso, incluyendo varios túneles, y en A Pontenova, pero en su mayor parte aprovechando una carretera existente. El principio y fin de la ruta: O Cargadeiro, y los hornos de fundición de A Pontenova, también están restaurados. Pero recuperar los tramos de Trabada y Ribadeo entraña la mayor dificultad y coste, ya que parte del trazado original discurre por la carretera nacional.
Ayer, con motivo el encuentro de senderismo de Asturias y Galicia que organizan la asociación Albións de A Pontenova y el Concello pontenovés, al que acudieron unas 300 personas, se invitó a los alcaldes de los cuatro concellos (Mayra García, por Trabada; Goretti Quintana por San Tirso; Fernando Suárez, por Ribadeo, y Darío Campos, por A Pontenova) a participar y a suscribir un manifiesto instando a la administración central a, una vez que la crisis comienza a superarse, se desempolve este proyecto y se plantee de nuevo. Sería, de ejecutarse, un pilar para el desarrollo turístico de la zona, sobre el que se podrían articular numerosos proyectos colaterales por el interés cultural, histórico y paisajístico de la ruta.
Este proyecto lleva lustros en el cajón y en los titulares de prensa. La última vez que se habló de recuperarlo con cierta supuesta rigurosidad fue en 2011. Ese año, en el número de septiembre de la publicación Infovías Verdes (número 104), del Programa Vías Verdes, se recogía esta noticia: «El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino invertirá en la prolongación hasta Ribadeo de la vía verde del Eo (Galicia-Asturias», siguiendo la ruta del viejo tren minero. En la actualidad existen ya 12 kilómetros de este recorrido, que pasarían a 33 tras la ampliación, cuya inversión prevista es de «5,5 millones de euros».
Entonces se afirmaba que el proyecto sería fruto «de la colaboración de la Dirección General de la Sostenibilidad de la Costa y el Mar y la Confederación Hidrográfica del Cantábrico.