lunes, 22 de mayo de 2017

Cientos de voces por la Vía Verde del Eo

Los alcaldes de Trabada, San Tirso, A Pontenova y Ribadeo, con Carlos Bermúdez. AMA


Fuente: El Progreso

La edición de este año de la concentración de senderistas de A Pontenova no fue una más, sino que se convirtió en una llamada de atención a las administraciones para retomar el proyecto de rehabilitación de la Vía Verde del Eo, que siguiendo el trazado del antiguo tren minero une las localidades de A Pontenova y Ribadeo atravesando también Trabada y la asturiana de San Tirso. Además de incluir en el recorrido previsto un tramo inédito por el municipio trabadense, los organizadores de la cita reunieron en el punto de partida de la marcha, en Ría de Abres, a los alcaldes de los cuatro municipios que atraviesa la ruta y leyeron un manifiesto reivindicativo.

En el texto, la organización subrayó que en muchos puntos, las antiguas vías de ferrocarril se convirtieron en sendas "aproveitando as súas potencialidades turísticas, paisaxísticas, sociais e culturais". "As sendas ou vías verdes constitúen pois elementos dinamizadores das zonas nas que están instaladas, gozando dunha gran aceptación por parte dos usuarios que as percorren a cotío, o cal redunda en beneficio para os habitantes do seu entorno como elemento turístico e oferta estacional complementaria dos recursos propios de cada comarca", señalaban en el texto.

Los alcaldes de Ribadeo, Trabada, A Pontenova y San Tirso apoyaron con su presencia el manifiesto de la organización


En su intervención, también recordaron que el proyecto para rehabilitar toda la vía se presentó en A Pontenova hace años, pero quedó paralizado por la crisis económica: "Cremos que agora, que as cousas marchan medianamente ben, é hora de retomar o tema e levar a cabo a rehabilitación que tanto beneficio daría ás arcas dos concellos polos que discurre".

En este sentido, también subrayaron que el tramo asturiano de la vía está rehabilitado "o que demostra a sensibilidade que ten o Principado sobre estes temas".

 Los defensores del proyecto destacan los beneficios económicos que supondría para la comarca por su atractivo turístico


La concentración contó este año con 330 participantes llegados de distintos puntos de Galicia y Asturias. El alcalde pontenovés, Darío Campos, acompañó a los senderistas durante todo el trayecto, mientras que la alcaldesa de Trabada, Mayra García y el regidor de Ribadeo, Fernando Suárez, anduvieron el tramo inédito entre Ría de Abres y Río Trabada. Al punto de salida también se acercó la alcaldesa de San Tirso, Goretti Quintana. Los cuatro se reunieron a mediodía en A Pontenova, donde también estaba el alcalde de Vegadeo, César Álvarez y el de Abadín, Xosé María López Rancaño.

En la meta, la Praza dos Fornos de A Pontenova, los participantes recibieron un bollo preñado, un postre y agua, par reponer fuerzas, y se sortearon distintos artículos de senderismo.

Carlos Bermúdez, miembro de la organización, destacó la afluencia de gente y expresó su deseo de que la vía verde en su totalidad pueda convertirse en realidad cuanto antes.