jueves, 2 de marzo de 2017

Se espera un nuevo vehículo de la Guardia Civil en A Pontenova

Fuente: La Voz de Galicia

Con los cuatro nuevos Nissan concedidos a los cuarteles de Viveiro, Xove, Barreiros y O Valadouro, la Guardia Civil mariñana dispondrá de cerca de 50 vehículos para realizar tareas de seguridad ciudadana (patrullas, atención a emergencias, etcétera). Son datos facilitados desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) por su secretario general en Lugo Óscar Fustes, que mostraba su satisfacción por la aportación de estas nuevas unidades. El colectivo, recuerda, ya había solicitado el año pasado la renovación del parque y en lo que respecta a A Mariña, esperan que de la remesa que se espera, destinen al menos uno para A Pontenova.
Sin embargo, las directrices impuestas desde Madrid, de que se limite el uso de estas nuevas unidades a solo dos mil kilómetros mensuales durante dos años (habían solicitado ampliar porque el año pasado solo autorizaban mil) les parece insuficiente. La AUGC señala que por término medio, un vehículo de seguridad ciudadana en A Mariña hace una media de 3.500 ó 4.000 km., dependiendo esto de si hay averiada alguna unidad o no.
Es decir, que al autorizar solo dos mil, los nuevos coches se pasarán buena parte del mes parados, lo cual obligará a los agentes a echar mano de los antiguos que, en algunos casos, como es alguno de los que tienen en Xove, cuenta ya con unos 460.000 kilómetros. Según Fustes, mil kilómetros se hacen en cinco o seis días y el tener el coche parado tanto tiempo lo único que conlleva son averías (problemas de avería de las baterías, pérdida de presión de los neumáticos...). «Evidentemente, si hay una emergencia, se coge el vehículo, pero nada más», puntualizada el responsable de la AUGC, entidad que cuenta con 2.800 afiliados en Galicia, de los cuales 500 son de la provincia.
El renting le parece a la AUGC una buena alternativa para dotarse de vehículos nuevos. Sea como fuere, lo que ven completamente desaconsejable es el mantener en servicio coches que superen los 300.000 kilómetros acumulados. No es lo mismo un vehículo particular, que está de la mano de una persona o dos, a uno que se utiliza para un servicio público, que puede pasar por treinta manos distintas al mes, cada uno con su forma de conducir.
Un vehículo mampara
En el caso de la custodia de detenidos (disponen de este servicio en el cuartel de Ribadeo y Burela), señala que en Burela cuentan con un único vehículo mampara que tiene 17 años de antigüedad para realizar los traslados: «Ya está pidiendo la jubilación, necesitamos un vehículo mampara nuevo», apuntan desde AUGC que, en general, considera que para mejorar todo el parque móvil de la comarca necesitarían otras tantas unidades nuevas como las que se incorporaron en 2016 y este año.