martes, 14 de marzo de 2017

Proyectos millonarios parados a la espera de que pase la crisis


Fuente: La Voz de Galicia


Eran otros tiempos. España flotaba en la burbuja inmobiliaria y las inversiones, proyectos y anuncios se sucedían en boca de los gobernantes. Algunos fueron más allá, e incluso se aprobaron partidas presupuestarias para acometer las obras. El Ministerio de Medio Ambiente, a través de Costas, fue de los más espléndidos. Pero la historia es conocida: explotó la burbuja, la crisis se expandió y numerosos proyectos se paralizaron en toda la comarca. Hoy en día siguen pendientes, sin ni siquiera licitarse. Estos son algunos ejemplos.
A principios de 2011 el entonces director general de Sostenibilidad de la Costa y el Mar, Pedro Antonio Ríos, visitaba A Pontenova para presentar el proyecto de recuperación de la antigua ruta del tren minero, entre Villavieja (Ribadeo) y Trabada, con un presupuesto de 5,5 millones. El sueño era construir una de las vías verdes más importantes del Norte español, recuperando el trazado de poco más de 20 kilómetros ?12,4 en Ribadeo y 8 en Trabada?, que empataría con los otros ya remozados en San Tirso y A Pontenova y que sumaría un total de 29 kilómetros. «La administración lo hará, a pesar de estar en un momento de crisis, porque gobernar también es gestionar con pocos recursos con el fin de obtener resultados», manifestó en A Pontenova Pedro Antonio Ríos. La realidad es otra: el proyecto ni se ha empezado.
Otra actuación pendiente es la ruta de las cetáreas de Rinlo, que pretendía ser uno de los grandes reclamos turísticos del municipio recuperando las antiguas explotaciones asentadas en la costa de la parroquia ribadense. El proyecto se expuso al público a principios de 2009. Ante la vorágine de recortes presupuestarios, el BNG promovió una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado por la cual se incluyó una partida de 400.000 euros para que las obras se iniciasen a lo largo del 2010. Pero ni así. Todo fue en vano. Papel mojado. La obra no ha llegado ni a licitarse y las instalaciones poco a poco se desmoronan.
También en Foz hay proyectos pendientes de presupuesto. Aunque el Servizo Provincial de Costas abonó en febrero los últimos pagos de las expropiaciones para ejecutar las obras del sendero peatonal entre las playas de Peizás y de A Pampillosa, en el concello de Foz, la obra no tiene plazos de ejecución. Existe un proyecto, pero todavía está por concretar cuándo se ejecutará esta actuación que comenzó a gestarse hace varios años.