lunes, 6 de febrero de 2017

El viento tiró torres de alta tensión y siguió provocando cortes de luz

Fuente imagen y texto: La Voz de Galicia
Aunque el viento sopló con menor intensidad que el jueves, el temporal siguió provocando en la noche del viernes al sábado un reguero de incidentes por toda la comarca de A Mariña y el Occidente astur. Dejó, además, imágenes que evidencian su virulencia, como más de una decena de torretas de alta tensión tiradas o dobladas, hechas un amasijo de hierros, de la línea Boimente-Pesoz, en Lourenzá. Las torres cayeron y se doblaron en cadena, por el peso que la primera, tirada por el viento, hizo en las siguientes. La línea Boimente-Pesoz no ha entrado en servicio, pero parte del cableado cayó a su vez sobre la línea Mondoñedo-A Pontenova, provocando cortes en el suministro que se reanudó con el paso de las horas.
Esta situación se dio en otros concellos de A Mariña. Ourol y Foz fueron de los más afectados. En el primero la luz se fue a las nueve de la noche y no se recuperó en todo el término municipal hasta las diez de la mañana de ayer. En Foz, sobre las tres de la tarde todavía quedaban 400 usuarios sin servicio, pese al esfuerzo del personal de Begasa y sus empresas auxiliares.
Hubo un sinfín de incidencias. Los bomberos de Barreiros salieron ayer por la mañana ante la alerta provocada por un tendido que había caído en San Miguel. Se pensaba que era eléctrico, pero finalmente era de teléfono. También cayeron dos postes de teléfono a la carretera junto a la playa de Fontela, en Barreiros.