jueves, 6 de octubre de 2016

Los talleres de empleo forman y dan trabajo a 85 alumnos en la zona

Participantes en un taller limpiando un cauce fluvial, en Alfoz. .  Álvez


El concello de A Pontenova comparte taller con Negueira y A Fonsagrada. Los pontenoveses, que lograron un taller que no esperaban, dispondrán de cinco personas en jardinería para acondicionar zonas verdes de la localidad, así como para limpiar y repoblar las masas comunes al objeto de ponerlas a producir de nuevo.

Los cinco talleres de empleo con participación de concellos del norte lucense -once en total- forman y dan trabajo durante un periodo de seis meses a 85 personas de A Mariña lucense. Los trabajadores perciben durante ese tiempo el salario mínimo interprofesional al tiempo que aprenden un oficio.
El medio ambiental que agrupa a los municipios de Foz, Mondoñedo, Alfoz y O Valadouro está en marcha ya bajo el título ‘Restauración integral ambiental da conca dos ríos Ouro, Masma e Moucide’. En este caso, cada concello dispone de cinco alumnos trabajadores en vías de formación, las clases teóricas iniciales fueron en las naves que el Concello focense posee en el polígono de Fazouro, y ahora ya realizan las prácticas. Los 20 alumnos se distribuyen en dos brigadas. Foz comparte monitor y grupo con Mondoñedo, igual que Alfoz y O Valadouro. Además, dispone de un administrativo y un director.
Este último, Felipe Oural, explica que en Foz acondicionarán diez kilómetros del río Moucide y nueve del Centiño. Las tareas que desarrollarán los trabajadores del obradoiro consisten en el desbroce, limpieza, clareo, corta de los pies de los árboles secos o enfermos y trabajos silvícolas, incluida la retirada de residuos diversos, como ruedas, hierros o plásticos. Todo ello tiene como fin la recuperación de las riberas fluviales para su puesta en valor y que la población pueda disfrutar de estos lugares tanto para uso deportivo, con la práctica de la pesca, o recreativo, para el paseo. Además, considera que estas actuaciones redundan en una mejora de la riqueza piscícola.
Todos los trabajos se acometen de forma manual, con la utilización de desbrozadoras y otras herramientas similares, pero sin uso de maquinaria pesada al objeto de conservar el medio fluvial.
La regidora mindoniense, Elena Candia, explica que el taller medioambiental arrancó a principios de agosto. Su enfoque es la limpieza de ríos y espacios naturales. En Mondoñedo acondicionan el río Valiñadares y sus afluentes. "Para nós é unha prioridade. Estou moi sensibilizada, porque cando se construiu a autovía alterou as baixadas dos ríos e se non están limpos os caudais e concas xeran problemas de inundacións importantes", subraya Candia.
Alfoz actuará en los ríos Ouro, Facelude, Adelán, Augueira y Pereiro, mientras que los de O Valadouro limpiarán los del Ferreira, Ouro y Recaré, por Santa Cruz, donde el alcalde, Edmundo Maseda, indica que se trata "de quitala maleza, porque énchese de lodos e desborda polos prados. Logo o Concello fará unha drenaxe". Las clases teóricas tuvieron lugar en en la escuela unitaria de Reirado.
El otro obradoiro que ya funciona desde principios del pasado mes de agosto es en el que participa Riotorto con concellos de Terra Chá: A Pastoriza, Pol, Baleira y Castroverde. El municipio dispone de cuatro trabajadores para desbrozar la senda fluvial conocida como Ruta do Ferro, que conecta la localidad con Ferreiravella, hasta el Mazo da Fraga.
A PUNTO DE EMPEZAR. Los otros tres talleres de empleo con participación mariñana deberán operar antes de fin de mes. El próximo que se pondrá en marcha es el de O Vicedo, Ourol y Muras, que seleccionó a los alumnos y monitores durante esta semana. Dispondrá de dos módulos: carpintería y ayuda a domicilio. El Concello vicedense contará con seis alumnos del primero y cuatro del segundo, mientras que el ourolés tendrá tres en cada modalidad y Muras contará con cuatro de carpintería. Las clases se imparten en el multiusos vicedense, dotado con material de carpintería adecuado para esta disciplina, mientras que el módulo de ayuda en el hogar cuenta con prácticas en la residencia Betania de Viveiro.
O Vicedo tiene en proyecto la creación de un nuevo escenario para la casa de la cultura, así como mobiliario urbano de exterior para las distintas parroquias, desde bancos a papeleras, pasando por unas carteleras para colocar los anuncios y bandos, así como mobiliario de interior para los locales sociales situados en las escuelas de San Román, Riobarba y Cabanas. También prevén fabricar un armario para guardar herramientas en el garaje del consistorio.
Ourol destinará el personal a la realización de mobiliario, como mesas, sillas y estanterías, para los centros sociales de las parroquias, mientras que Muras proyecta la creación de cubrecontenedores y reposición parcial del piso y las vigas para el edificio del colegio de la parroquia de A Balsa.
La regeneración medioambiental, así como oficios de carpintería o ayuda a domicilio concentran los módulos
El que agrupa a los concellos de Barreiros, Lourenzá y Trabada también programó la selección en esta semana y durante la próxima escogerán a quienes opten a las plazas de monitores, administrativo y director. El primer concello tendrá a siete personas en el módulo de carpintería, que tras recibir formación teórica en el aula Cemit harán las prácticas en la Feira Vella de Lourenzá.
Los barreirenses crearán el cierre para las antiguas escuelas situadas en la plaza del concello, mientras que los laurentinos dispondrán de tres personas para carpintería y cuatro para jardinería, que realizarán mantenimiento de la señalización, reposición de carpintería en locales municipales, para el vivero de cooperativas y el adecentamiento del río Baos y las áreas de la Fonte das Carroceiras y de la de Adellao, mantenimiento de zonas verdes y de las rutas de senderismo.
Los seis de jardinería con que contará Trabada acondicionarán el área recreativa de A Cadeira, además de cuencas de ríos y el itinerario por el que transcurre el Camino de Santiago en el concello.
Por su parte, el concello de A Pontenova comparte taller con Negueira y A Fonsagrada. Los pontenoveses, que lograron un taller que no esperaban, dispondrán de cinco personas en jardinería para acondicionar zonas verdes de la localidad, así como para limpiar y repoblar las masas comunes al objeto de ponerlas a producir de nuevo.
NOVEDAD. Por su parte, el Concello de Ribadeo logró en la segunda convocatoria y tras quedar remanente un taller de empleo relacionado con la documentación, catalogación y digitalización del archivo histórico municipal. El hecho de que se conociese la concesión a última hora obliga a apurar los trámites, dado que debe estar en marcha el próximo día 30. La selección será mañana, día 26, y el martes.
La propuesta ribadense formará a 16 alumnos, distribuidos en grupos de ocho, cada uno de los cuales hará diferentes módulos dentro de la iniciativa. El primero se ocupará de la documentación y catalogación del material, mientras el segundo abordará la digitalización, según indica la concejala Ana Martínez.
Esta iniciativa requiere además dos docentes y un director, que asumirá las funciones de coordinación y de gestión del taller.
 Los concellos aprovechan este personal para cubrir necesidades de mobiliario o adecentamiento de espacios naturales
Martínez se muestra muy satisfecha por esta consecución de esta actividad, debido a que llevaban "anos pedindo e agora nolo concederon. Nunca é tarde, xa que isto é bo para o Concello e tamén para os alumnos, que ao tempo que aprenden un oficio xeran un traballo social. O importante é que producen un rendemento", destaca.
La edil entiende que la temática innovadora de los talleres solicitados por el Ayuntamiento ribadense pudo ser un obstáculo para lograrlos hasta este momento, puesto que otros años solicitaron uno de agricultura ecológica, conservas y su transformación, así como otro de turismo y un tercero para personas menores de 25 años.
Los alumnos trabajadores que resulten seleccionados llevarán a cabo un trabajo minucioso y complejo en el archivo histórico municipal, que el Concello pretende poner en valor. La catalogación comenzará por las actas municipales. Martínez cree que seis meses solo permitirán iniciar el trabajo, "pero é importante ir acotando e que se empece a abrir o arquivo para a consulta do público".
Fuente: El Progreso

Comparte en facebook e axúdasnos a chegar a máis xente.