lunes, 15 de agosto de 2016

La Vuelta llega a Lugo con cambios


La etapa que sale de Viveiro tiene un trazado variado antes de Meira

vilalba, lugo / la voz, 

Lugo será escenario del final de una etapa en la principal competición ciclista de España. En el quinto día de carrera, a la ciudad amurallada llegarán los ciclistas tras haber salido de Viveiro y tras haber completado un recorrido total de 171 kilómetros. El trayecto supone un cambio con respecto a lo anunciado hace meses, en la presentación de la ronda ciclista: el tramo anterior a Meira, con subida al Marco de Álvare (A Pastoriza) es el que ha estado sujeto a modificaciones.
El ascenso a ese alto, situado a 575 metros de altitud dentro de la N-640, solo se hará por la carretera nacional en unos centenares de metros. Nada más salir de A Pontenova, los ciclistas tomarán la LU-124 (Mondoñedo-Vilameá), y unos ocho kilómetros después, en As Rodrigas, seguirán por la LU-P-2201: pasarán por la capital del municipio de Riotorto, por Espasande y por Ferreiravella hasta entrar en A Pastoriza. En este municipio accederán a la N-640, que ya no abandonarán en el resto del recorrido hasta Lugo.
El trazado que se anunció inicialmente llegaba a Riotorto desde Trabada, por una carretera de la red viaria de la Diputación, con subida al alto del Picato para luego bajar a As Rodrigas. Antes de llegar a Trabada el pelotón pasaba por Ribadeo, como también hará ahora. Sin embargo, desde la localidad ribadense hasta A Pontenova no se apartará de la N-640 en ningún momento, en contra de lo que se recogía en el trayecto inicial.

De la costa a las cuestas
Los primeros 60 kilómetros, tras salir de
Viveiro, irán por la costa y serán llanos. El Marco de Álvare aparece como el principal escollo de la etapa, aunque en los kilómetros finales hay cuestas que sí pueden servir para favorecer alguna escapada y decidir el triunfo final. Por ejemplo, los ciclistas, nada más entrar en Lugo, tomarán la Ronda Norte, que tiene una pequeña ascensión hacia Albeiros y Garabolos; luego bajarán por la N-VI hasta encontrarse con el paseo del Rato y con la LU-530, y subirán por San Eufrasio y por Castelao a la Ronda, que bordearán casi por completo hasta acabar en la Porta de San Fernando. Tanto San Eufrasio y Castelao como el tramo de la Porta do Bispo Odoario a la de San Fernando pueden propiciar un final emocionante, con arrancadas a pocos kilómetros de la meta o con un esprint al final.
La etapa discurrirá por municipios que no suelen ser habitual escenario de la vuelta española. Alcaldes como el de Riotorto, Clemente Iglesias, o el de Castro de Rei, Francisco Balado, aseguraron ayer que ese detalle era favorable, al suponer en el fondo promoción para sus municipios.

La etapa del día siguiente no saldrá de Lugo sino de Monforte de Lemos. El recorrido que se iniciará en la ciudad del Cabe acabará en Luíntra (Ourense) y tendrá 162 kilómetros de distancia.

VOLVER A PONTENOVA.ES