miércoles, 1 de junio de 2016

Un año después de las municipales cambiaron muchas cosas en A Mariña

Fuente: La Voz de Galicia
Se cumple un año de las elecciones municipales y en este tiempo en A Mariña han sucedido muchas cosas; por ejemplo, el alcalde de Barreiros, Alfonso Fuente, que era una garantía para el PP por sus resultados, ha tenido que dejar el partido. La regidora de Viveiro mismo, María Loureiro, está pendiente de un juicio también por unas licencias urbanísticas y todo apunta a que dejará el PSOE. Otra sorpresa, inesperada, fue que el alcalde de A Pontenova, Darío Campos, accediera finalmente a la presidencia de la Diputación por el lío con Manuel Martínez, de todos conocido. En medio Elena Candia, regidora de Mondoñedo, que protagonizó «todos los saraos» o al menos estuvo y está en
medio. Primero en la presidencia de la Diputación hasta la moción de censura; ahora como portavoz del PP en el ente provincial y además fue elegida presidenta del PP en la provincia. Su proyección en un año ha sido meteórica y lo cierto es que demuestra una gran personalidad. Ella fue durante tres meses la primera mujer que presidió en su historia el organismo provincial, aunque solo duró tres meses, y la sustituyó, previa moción de censura, otro mariñano.
En un año han cambiado algunos concejales en diversos ayuntamientos mariñanos. En Viveiro los tres ediles del BNG abandonaron el grupo convirtiéndose en «no adscritos». El alcalde ribadense, Fernando Suárez, no se sabe «si va o viene», en este sentido, pero en cualquier caso mantiene su mayoría al frente del ayuntamiento. El concejal nacionalista en Barreiros, Antonio Veiga, volvió a acceder a la vicepresidencia primera de la Diputación y se encarga de las áreas de Deportes y de Cooperación con los concellos. El regidor de Cervo, Alfonso Villares, ostenta la vicepresidencia de la Fegamp y ahora mismo preside el comité electoral del PP gallego para afrontar los próximos comicios.  Y el socialista Alfredo Llano conseguía recuperar el Concello de Burela y preside además la Mancomunidade de A Mariña.