jueves, 9 de junio de 2016

Cáritas atendió a 3.574 personas en 2015 en la comarca, la tercera parte, jóvenes


Cáritas atendió el año pasado en la comarca mariñana a 3.574 personas, de ellas, 2.743 fueron auxiliadas en el arciprestazgo de Ribadeo (comprende los municipios de Ribadeo, Barreiros, A Pontenova, Trabada y Riotorto). El dato ha sorprendido a la entidad benéfica, desde donde ayer señalaban que están preocupados y está estudiando los motivos por los cuales se registran estas cifras elevadas de personas con necesidades en esa zona. En
principio sospechan que puede deberse a que hay gente moviéndose de un lado a otro en esa área, aunque esto no está confirmado.
En este arciprestazgo ribadense el 24% de personas en acogida y orientación son menores de 18 años. Un porcentaje que sube al 38% en el caso del arciprestazgo de Mondoñedo (San Martiño, Mondoñedo, Alfoz-Valadouro, Foz, Lourenzá, Burela, Cervo) donde constan un total de 466 personas atendidas en el mismo período. En el caso de Viveiro (Viveiro, Xove, Ourol) el número de personas atendidas por Cáritas fue de 365, de las cuales el 48% eran jóvenes.
Llama la atención el elevado número de menores (más de un tercio del total) que precisa auxilio. Cáritas señala que suelen ser hijos de mujeres separadas, chavales que están solos o que forman parte de familias donde ambos cónyuges están en paro. También es alto el porcentaje de mujeres que reciben asistencia (más del 53%). Normalmente, explican, son madres con hijos a cargo, separadas o miembros de familias desestructuradas.
Lo que sí han constado en estos últimos tiempos desde la entidad benéfica es que «a pobreza herédase, hai familias que están en precario que non saen da situación». Para atender estos casos de pobreza cronificada van a estudiar programas y respuestas específicas.
En la comarca Cáritas presta ayuda para alimentación, ropa, calzado, equipamiento del hogas, farmacia y salud, educación, ayudas a transporte y, muy importante, ayudas para pagar alquiler de vivienda, electricidad, agua...Con la crisis el gasto de Cáritas en este capítulo ha ido creciendo, al carecer las familias de ingresos para pagar estos servicios básicos. El año pasado supuso el 50,54% del gasto de Cáritas en la zona de Mondoñedo o el 42% en la de Viveiro y el 20% en la de Ribadeo.
La alimentación se lleva otro desembolso importante. Sin contar los aportes del Banco de Alimentos, que se centran en el suministro de alimentos no perecederos, Cáritas ha destinado el 29% de lo gastado en la zona de Mondoñedo a comprar alimentos perecederos y otros básicos que faltaban a las familias; en Ribadeo destinó el 55,70% en Ribadeo y en Viveiro el 35,47%.