martes, 31 de mayo de 2016

Entrevista en La Voz de Galicia a Alba Fdez. Lodeiro (Saldoira - A Pontenova)

Alba Fernández Lodeiro (Saldoira - A Pontenova) es la fisioterapeuta de Alucem, (Asociación Lucense de Esclerosis Múltiple). Atiende entre 14 y 16 pacientes al día y ayer estuvo en una de las dos mesas, instaladas para informar de esta enfermedad neurológica crónica de causas todavía son desconocidas y cuyo diagnóstico se ha duplicado en las dos últimas décadas.
-¿Cuántos lucenses están afectados?
-En Lugo están diagnosticados más de 400 casos. Es una enfermedad más común en las mujeres que en los hombre y la edad en la que se detecta ronda la franja de entre 20 y 40 años.
-¿Cuántos pacientes atiende y que técnicas aplica?

-Tenemos un gran abanico de técnicas con las que trabajar con nuestros pacientes. Desde hace dos años estamos usando métodos como el pilates que, junto con la terapia acuática, están dando muy buenos resultados. El pilates, del que soy instructora, es uno de los métodos más completos. Trabajamos respiración, que es muy importante en nuestros usuarios; trabajamos el control del tronco, al mover la zona abdominal, la postura o el suelo pélvico que también es básico en esta patología.
-También hablaba de la terapia acuática. ¿Cómo funciona?
-También es básica para nosotros porque aprovechando la ausencia de gravedad y como dicen ellos, que las piernas no pesan, somos capaces de hacer ejercicios que fuera del agua serían impensables. Con ello obtenemos resultados a nivel motor, de equilibrio, de coordinación, de fuerza... Tanto el pilates como los ejercicios en el agua deberían estar incluidos en cualquier programa neuro-rehabilitador para pacientes con esclerosis múltiples porque nos resultados son muy notables.
-¿Qué resultados obtienen?
-La Fisioterapia ayuda a mejorar la calidad de vida de los usuarios. No todos los pacientes llegan a la consulta con las mismas aspiraciones. Para unos es importante caminar, para otros reducir el dolor, otros quieren solucionar la incontinencia urinaria. Con la constancia, la actitud positiva y empezando desde el primer momento se consiguen buenos resultados.
-Esta enfermedad es discapacitante. ¿Cómo puede afectar a la vida de las personas que la padecen?
-Los pacientes tienen que asimilar la enfermedad y adaptarse. Desde ese momento tienen que estar concienciados, pero no solo para quienes padecen esclerosis múltiple, sino para personas con distintas discapacidades, que pueden llevar una vida normal, dentro de sus limitaciones. En ocasiones el problema no está en la discapacidad, sino en quien le pone problemas.