viernes, 22 de abril de 2016

Manuel Martínez guarda silencio sobre el sobreseimiento de su imputación

Manuel Martínez, en San Marcos. XESÚS PONTE
Fuente: El Progreso
Otra información relacionada: 

Manuel Martínez presenta un recurso que podría tumbar los presupuestos de la Diputación

Campos ve "muy difícil" aunque no imposible que Martínez regrese al PSdeG

El alcalde de Becerreá y diputado no adscrito, Manuel Martínez, ha tomado la decisión de guardar silencio en relación con el auto del juzgado de instrucción número 1 de Lugo que acuerda el sobreseimiento provisional de la imputación que le impidió ser presidente de la Diputación a causa del veto del BNG.

Su condición de imputado fue la que propició que el BNG vetase su posible investidura como presidente de la Diputación Provincial y su sustitución como candidato socialista, a última hora, por el alcalde de A Pontenova, Darío Campos, que hoy preside la institución.

Martínez explicó a Efe que no hará declaraciones públicas sobre ese auto, firmado el pasado 15 de abril por el juez de refuerzo del juzgado de instrucción número 1, José Luis Deaño, hasta que esa resolución judicial no sea firme, dado que contra esa decisión todavía cabe recurso de apelación.

En ese auto, el juez instructor no aprecia por parte de Manuel Martínez "un comportamiento merecedor de reproche penal" en la asignación de un presupuesto de obras adicionales para una carretera de Portomarín, autorizado por la propia junta de gobierno de la Diputación de Lugo, una decisión que en su día fue denunciada por el alcalde de ese municipio lucense.

En aquel momento, Martínez rompió la disciplina de partido y votó por sí mismo en el pleno de investidura, con lo que propició la llegada al poder de la candidata popular, Elena Candia, que luego sería desalojada de la presidencia de la Diputación mediante una moción de censura de socialistas y nacionalistas, apoyada por el propio alcalde de Becerreá.

El portavoz socialista del gobierno bipartito, Álvaro Santos, dejó claro que el archivo provisional de la causa contra Martínez "no cambia" su "situación", porque "optó por tirarse en los brazos de" quien "precisamente lo denunció, es decir, en los brazos del Partido Popular". De hecho, asegura que se negó "defender al que era su partido y a todos sus compañeros".