jueves, 28 de abril de 2016

Fernando Suárez (Alcalde de Ribadeo): "Eu aprecio moito aos pobos veciños...como A Pontenova"

El alcalde destaca la «calidad de vida» y los servicios como foco de atracción de Ribadeo.
Fuente: La Voz de Galicia
En el año 1996 estaban censadas en Vegadeo 5.030 personas, una cifra que a 1 de enero de 2015 había bajado hasta las 3.996. Un descenso en el padrón municipal de algo más de mil personas (el 20%) en menos de dos décadas. El panorama es más grave aún si tenemos en cuenta un informe de la Universidad de Oviedo conocido esta semana, que asegura que, en 13 años, Vegadeo perderá un tercio de su población.Según este estudio, la situación es muy similar en otros municipios del Occidente asturiano, como Valdés, Boal, Castropol o Taramundi. En total son doce los concejos, casi todos en el Occidente, los que se sitúan en el riesgo de perder un 30% de su población antes de 2029.
El informe publicado por Regiolab, el laboratorio de investigación en ciencias sociales de la Universidad de Oviedo, incide en que «la base de menores de 25 años será mínima frente
a una amplia población en la franja más avanzada de edad, mayores de 65 años. Si Asturias fuese un país, sería insostenible».
Detrás de esta situación, según el estudio, se encuentran cambios políticos o económicos de los propios concejos, por lo que los autores del informe piden al Principado de Asturias que adopte medidas que puedan mitigar la situación. Medidas que también exigen políticos y vecinos.
El teniente de alcalde de Vegadeo, Abel Pérez, reclama mayores inversiones en la comarca para evitar la despoblación del Occidente. «La mayoría de la gente no es que ya se vaya para el centro del Principado, sino que hay un porcentaje que se van a otras regiones, por ejemplo a Ribadeo, que tiene un crecimiento a costa del Occidente. Habría que ver las inversiones que recibe de la Xunta o de la Diputación frente a las que recibimos nosotros», explicó Pérez.
Ribadeo es, precisamente, un punto de atracción para muchos vecinos del Occidente que abandonas su concejo en busca de más y mejores servicios. Entre los vecinos, el informe no ha llegado por sorpresa. «Yo acabo de empezar con mi negocio y noto que falta apoyo económico para abrirse camino», explica Jesús Cotarelo, un vecino de Vegadeo. «Falta trabajo, yo creo que ese es el principal problema», comenta otra veigueña, Vanesa Pérez.
Un alcalde muy crítico con la sangría poblacional en la comarca occidental es el de Castropol. José Ángel Pérez incluso cree que el descenso poblacional en unos años será incluso mayor del que augura el informe de la Universidad de Oviedo. «Si nada cambia y no se hace nada, la gente se irá a las ciudades. No queda otra», manifiesta José Ángel Pérez.
En este contexto, el Principado prepara un plan para luchar contra la despoblación en el rural.

Calidad de vida

El alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez, no niega lo mucho que se beneficia el Concello de la vecindad con Asturias: «Eu aprecio moito aos pobos veciños, non solo á Veiga, pero é unha evidencia, non solo coa Veiga, senón que pasa con A Pontenova, Trabada, Castropol, Barreiros... que a xente busca para vivir as vilas con máis servizos e calidade de vida a un custo razoable. En Ribadeo hai cine, podes pedir unha pizza ás 12 da noite e cha levan á casa, hai comercio propio dunha vila con moitos máis habitantes, hai todo tipo de actividade cultural e deportiva... Non é que esteamos empeñados en captar xente dos concellos veciños, senón que é unha evolución natural. Neste contexto, ¿cal é a nosa misión? Pois seguir mellorando Ribadeo, para sen ser nada do outro mundo e nun contexto de crecemento vexetativo negativo, manternos na franxa dos 10.000 habitantes e non perder poboación».
«Non é que esteamos empeñados en captar xente dos concellos veciños; é unha evolución natural»
Fernando Suárez
«Si esto no cambia y no se hace algo, la gente se irá a vivir a las ciudades. No queda otra»
José Ángel Pérez
«La mayoría de la gente no se va al centro de Asturias; un porcentaje va a otras regiones, por ejemplo a Ribadeo»
Abel Pérez