miércoles, 9 de marzo de 2016

Los taxistas de Ribadeo harán rutas turísticas incluso hasta A Pontenova

Foto de archivo - Fuente noticia: El Progreso
La decena de taxistas que ofrece su servicio en la localidad ribadense impulsará en Semana Santa sus rutas turísticas especiales por la Costa, a precios módicos y con flexibilidad horaria. Durante el próximo puente festivo, además, darán pases para ver la playa de As Catedrais, facilitándole al visitante una visita a Ribadeo que incluye el casco antiguo de la villa, el faro de Illa Pancha y el puerto pesquero de Rinlo, por 25 euros, hasta llegar a Augas Santas. Una vez allí, el taxi espera por el viajero durante una hora o más, hasta traerlo de vuelta.
La más económica es la que discurre por Ribadeo y la más cara, de unos 85 euros, es la denominada Ruta del Hierro, que parte de Ribadeo para visitar Vegadeo, Taramundi -facilitan la entrada al museo local de la forja- y los Fornos de A Pontenova. El itinerario
monumental, que cuesta alrededor de 75 euros y se centra en la visita a Ribadeo, San Martiño de Mondoñedo de Foz y su basílica y la Fortaleza de Pardo de Cela, si bien es opcional la parada en la Finca Galea de Alfoz.
Se trata de un servicio cada vez más demandado teniendo en cuenta que apenas existen autobuses de cercanías en la comarca y en concreto en el municipio, salvo los que fleta hacia Augas Santas la empresa EoCar cada verano. Otra opción es la de aprovechar algunos de los escasos trenes que salen de la villa para dejar al viajero en un apeadero a un kilómetro del enclave.
Las rutas están disponibles todo el año, pero en verano tienen más demanda. Basta con telefonear a la parada de taxis de la villa, 982.128.111, para encargar uno de estos viajes y consultar los precios que se pueden adaptar a las circunstancias y al número de personas que van a viajar -hay posibilidad de utilizar algún furgón con más capacidad que la de un turismo al uso-.
Los taxistas y la concejala de turismo, Ana Martínez, idearon estas rutas hacia el verano de 2012, no solo para soslayar la crisis de un sector de actividad como el de los taxis, sino también para evitar la congestión de tráfico que se experimenta en cada temporada alta para el turismo en As Catedrais, lo que perjudica su conservación.
El uso del transporte alternativos es un objetivo del plan municipal para preservar la playa.
El taxista lleva por 25 euros a los viajeros de visita por todo Ribadeo pero también hay itinerarios a Taramundi o a Mondoñedo.