viernes, 4 de marzo de 2016

En 2014 en A Pontenova se casaron 6 parejas



Cambian los hábitos y mudan las modas, y hay novios que quieren su foto en As Catedrais.
Fuente: La Voz de Galicia
Los mariñanos se casan menos. Es lo que se desprende de las estadísticas que revelan que la cifra de matrimonios ha caído en la comarca un tercio en las dos últimas décadas. Los datos reflejan que el descenso ha sido progresivo e invitan también a reflexionar sobre el problema demográfico al que se enfrenta Galicia y al que no es ajena A Mariña. Frente a los 290 matrimonios registrados en 1996, en el 2014 se contabilizaron 202 -254 en 2006-. En 2014 hubo concellos como el de Ourol en el que no se registró ningún matrimonio, cuando en 1996 se celebraron 5. En Trabada se contabilizó uno (7 en 1996); en O Valadouro y Alfoz, 2 en cada término (6 y 14); en Barreiros, 3 (10) y en A Pontenova, 6 (10), según el Instituto Galego de Estatística.

Las alteraciones en las estructuras sociales también se dejan ver en las cifras de bodas católicas, que han pasado en Galicia de 9.184 en 1998 a 2.831 en 2014, frente a las civiles, de 2.682 a 5.856, o las 33 ceremonias de otras religiones celebradas solo en 2014. Otro dato que atestigua los cambios sociales: en el primer semestre del 2015 se oficiaron en la provincia 4 bodas entre hombres y 1 entre mujeres.

En 2014 no hubo bodas entre viudos, pero sí once ceremonias entre divorciados y 147 entre solteros

Si el amor llega a cualquier edad, ¿por qué hay más bodas entre solteros que entre viudos? Durante el año 2014 no se registró en toda la comarca ninguna boda cuyos dos miembros fueran viudos. Y entre los años 1998 y 2014 se oficiaron solo cuatro ceremonias entre viudos en toda A Mariña: en Alfoz, Foz, O Valadouro y Viveiro.
Siguiendo la tónica que se repite en el resto del país, los que más se casan son los solteros. En el mismo año, 2014, en A Mariña se oficiaron 147 ceremonias en las que ambos contrayentes figuraban como solteros en el registro. Donde más se casaron fueron en Viveiro (38), Foz (26), Burela (23) o Ribadeo (19), seguidos de lejos por el resto de los ayuntamientos.
También se oficiaron en 2014 pocas bodas en las que los protagonistas eran ambos divorciados. En el municipio Burela se registraron tres de estas ceremonias, dos en Viveiro, dos en Foz, dos en Mondoñedo, una en O Vicedo y otra en el término municipal de Ribadeo.