martes, 10 de noviembre de 2015

Esquela funeral María Veiga Cancelas "Casa Carballeira - Villaeimil"


AVELLENTAMENTO ACTIVO E SAUDABLE


¿Tes un ordenador na casa e nos sabes que facerlle? 

¿O teu movil vólvete tolo?

 ¿Notas que perdiches axilidade mental?



 ¡Aquí está a solución!

S. D. Albións en Donosti e Negreira


Este pasado fin de semana celebráronse, entre outras moitas, dúas carreiras, en Donosti e Negreira con representación da S.D. Albións.

BEHOBIA - SAN SEBASTIÁN:

La tinta de seta con la que firmaba Hitler

Fuente: La Voz de Galicia
El mundo de las setas está lleno de curiosidades y los escolares del CEIP de Ponte Sampaio descubrieron ayer algunas de ellas con la ayuda de Amancio Castro. Este profesor jubilado de Ciencias Naturales, miembro de la Asociación Brincabois, además de activista de Vaipolorío, es el encargado de impartir los obradoiros de micología, organizados por el Concello, y estos días recorre, junto al también experto Jaime Blanco, los colegios públicos del municipio. Los alumnos de Ponte Sampaio, que ayer le recibieron en sus aulas, compartieron con él tres horas preguntándolo todo sobre los cogomelos y escuchando las explicaciones que les dio de la manera más didáctica, más entretenida y menos científica. Como bien dice el profesor, «entretenido sí que les debió parecer para que aguantaran las tres horas».
Una de las anécdotas que les contó y que más sorprendió a los niños fue la relacionada con la llamada Coprinus comatus. Esta seta es muy efímera, una vez recolectada solo dura un día y al deshacerse se convierte en tinta. Se usaba ya en la Edad Media para escribir y dicen que Adolf Hitler utilizaba la tinta de esta seta para asignar con ella documentos comprometidos y evitar que se falsificara su firma. Sabedor de que contenía esporas reproductoras, en caso de duda, solo tenía que poner su firma ante un microscopio para comprobar si la tinta contenía o no esas esporas. El propio Amancio Castro guarda en una carpeta mensajes que se escribieron con Coprinus en la primera Feira dos Cogumelos que se celebró en Mondariz en 1982, y más de treinta años después la tinta de esos escritos hoy sigue perfecta. ¿Es comestible esa seta?, le preguntaron. «Lo es, si se come en el día y, además está muy buena». Castro pudo degustarla hace poco en una casa rural en A Pontenova (Lugo). Se da en terrenos removidos, aunque cada vez se ve menos.

Cea da generación do 58. 5 de Diciembre de 2015.


Esquela funeral Antonio Morado Fernández "Casa Morado - Cerdeiral"