domingo, 14 de junio de 2015

Con dos nuevos casos en Foz y Mondoñedo son 5 las víctimas del timo de la cadena

Fuente: La Voz de Galicia
Un vecino de Mondoñedo y una mujer de Foz se han quedado sin las cadenas de oro que llevaban colgadas al cuello cuando una gente desconocida les abordó con la excusa de preguntarles algún dato y se las arrancó literalmente del cuello, dándose a la fuga.
Así le ocurrió esta misma semana a un mindoniense de mediana edad que iba por la calle en la zona de Viñas da Veiga. Y algo similar le pasó a una focense a la que una pareja que circulaba en un vehículo se le acercó para preguntarle si conocía una dirección, aprovechando ese momento para llevarse la cadena y el medallón que llevaba puestos.
Con estos son ya cinco los casos que se han producido en la comarca y han trascendido. Los tres anteriores habían sucedido en Ribadeo, A Pontenova y Lourenzá. Creen que se trata de

Darío Campos, el alcalde veterinario al que siguen apoyando los vecinos

Darío Campos, recogiendo el bastón de mando por tercer mandato.
A Pontenova ha pasado de ser un feudo del PP a ser uno de los fortines del PSOE. Buena parte del mérito recae en un veterinario que nunca ha dejado de ejercer como tal, pese a su dedicación parcial, por las mañanas, al ayuntamiento. Es Darío Campos, que ayer fue reelegido para su tercer mandato. En frente, un renovado PP que no ha cumplido con las expectativas que suscitó, pero que ahora inicia una nueva etapa para, desde la oposición, ganar la confianza de los votantes perdidos. La concejal del BNG, repite, como única representante nacionalista en la corporación pontenovesa. El equipo de Campos conjuga ya una dilatada experiencia, imprescindible para afrontar los nuevos y viejos retos de A Pontenova, porque como acostumbra a decir Campos, en la situación actual, mantener todos los servicios ya es un éxito.