miércoles, 15 de abril de 2015

Esquela funeral José Manuel Graña Rodil "Casa Graña - Folgueirúa"


Los conductores sufren 35 tramos en mal estado en 28 carreteras de Galicia

El último informe de la Asociación Española de la Carretera situaba a Galicia entre las cinco comunidades con el firme de los viales en peor estado. Un repaso sobre el terreno a la red viaria gallega constata que hay al menos 35 tramos de 28 carreteras en pésimas condiciones: en la mayor parte de ellos se han producido accidentes o incluso se han perdido vidas. Ni siquiera la autopista AP-9 se libra de ello. A su paso por Santiago en dirección a Pontevedra esta infraestructura presenta varios puntos de firme en mal estado o rugoso. Sin dejar la capital gallega, los conductores se ven obligados a convivir con baches a su paso por el periférico (SC-20), y también en la autovía que va a Lavacolla.
Tampoco la autovía de las Rías Baixas (A-52) está exenta de problemas. Entre Ponteareas y Verín presenta numerosos socavones, que han ocasionado protestas, especialmente de los transportistas. La N-550, que une Tui con A Coruña, está profundamente deteriorada en muchos de sus tramos. Algunas de las situaciones más sangrantes se detectan en Ordes, en Oroso, y en Valga, donde hubo varios accidentes mortales, coches empotrados en viviendas e incluso una investigación de la fiscalía.
Otra nacional, la que une A Coruña y Madrid (N-VI), se encuentra en muy mal estado en diferentes puntos, como entre Nadela y O Corgo, en la provincia de Lugo. Y sin dejar el territorio lucense, se detectan puntos negros en otras cuatro vías de competencia estatal. La N-547, que comunica la ciudad amurallada con Santiago, está llena de baches, especialmente en la zona limítrofe con la provincia de A Coruña. La N-540, entre Lugo y Ourense, se encuentra destrozada a la salida de la capital lucense, y también pasado Guntín, hasta Ventas de Narón. La N-640, especialmente entre Rozas y Meira y también hacia A Pontenova es

Estudiantes de A Pontenova en Segovia y Salamanca

Estamos prácticamente en la recta final del curso, pues apenas quedan dos meses para que termine. Unos alumnos ya piensan en su viaje de fin de curso y otros disfrutan de excursiones y salidas que, aunque más cercanas, son agradables y permiten conocer otros rincones. Sin salir de España, alumnos del IES Enrique Muruais de A Pontenova disfrutaron de una ruta por Segovia y Salamanca.