jueves, 3 de diciembre de 2015

La antigua IPV volverá a abrir para fabricar camiones para Urbaser

Fuente: La Voz de Galicia

Información relacionada: 

Darío Campos: «Se finalmente se confirma será una noticia estupenda para A Pontenova»



Los intensos rumores que durante los últimos meses circularon por A Pontenova de la vuelta a la actividad de la antigua fábrica de carrocetas IPV se van a hacer realidad en cuestión de días. Rumores que se habían disparado cuando en el libro de las fiestas de octubre de A Pontenova la contraportada fue contratada por los nuevos propietarios de IPV, Interfama Automotriz España, con una enigmática publicidad: Buxo Trucks. No obstante, la prudencia se imponía, por la discreción de Interfama y porque en la fábrica solo trabajaba
una oficinista. La pasada semana los nuevos propietarios se reunieron con antiguos trabajadores para informarles de sus planes: los contratos ya están cerrados y en cuestión de días la actividad se irá retomando paulatinamente. De hecho, la próxima semana se celebrará otra reunión para poner ya sobre la mesa un calendario de incorporaciones de personal.
Para Madrid
Según las fuentes consultadas, en contra de lo pregonado inicialmente, cuando en abril de 2013 Interfama Automotriz España (empresa creada expresamente para adquirir IPV) se hizo en el proceso de liquidación, en la subasta judicial, con la fábrica, sus patentes y maquinaria por 350.000 euros, los contratos no llegarán de Venezuela, donde tiene raíces Interfama, sino de Urbaser, para trabajar en la capital de España en la recogida de basura. Al parecer, ya estaban avanzados hace meses pero su cristalización se demoró por diferentes circunstancias.

Un nuevo modelo
Estas mismas fuentes apuntaron que la dirección de IPV trabajó en colaboración con el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia en el diseño de un nuevo camión de recogida de basura. El prototipo fue validado y será el modelo que finalmente se fabricará. Montará motores Mercedes y su imagen no tendrá nada que ver con las antiguas carrocetas de IPV. Será un vehículo totalmente nuevo, preconcebido para el servicio de recogida de basura.
Parece ser que los contratos se cerraron hace unos días, a principios de mes. Se habla de un primer encargo de cien camiones, que supondría carga de trabajo para un año. Y seguiría un segundo año con otra remesa de cien camiones más. Las expectativas parecen, pues, prometedoras.
A partir de enero
Así las cosas, la hipótesis con la que se trabaja es que en breve se comience a hacer acopio de materiales para planificar la fabricación de vehículos y comenzar a incorporar personal a partir de principios de enero.

Desde un primer momento, cuando Interfama Automotriz España se hizo con IPV, los nuevos propietarios (el apoderado es Antonio Bouza, que era directivo de IPV) expresaron su voluntad de volver a contratar a toda la plantilla. Entonces, con el cierre de la planta una veintena de personas fueron al paro, varias de las cuales en este tiempo ya se han jubilado. En los contactos con los trabajadores y sus representantes, los responsables de Interfama han vuelto a reiterar que mantiene su idea de recuperar a todo el personal, según lo demande la nueva línea de producción.