miércoles, 16 de diciembre de 2015

El Superti se deja meter un gol en un acto de deportividad

Honradez en el banco

Julio Delgado explicó su decisión de dejarse marcar un gol tras un error arbitral que benefició a su equipo por "empatía con el rival"

Deportividad por encima del resultado. Julio Delgado, entrenador del Superti de la Tercera División de fútbol sala, prefirió la honradez de dejarse marcar un gol tras haber logrado uno de forma irregular a dominar el tanteador en un encuentro ante un rival directo por el ascenso a Segunda B como el Ribeira.
El Superti A Pontenova, líder de Tercera, recibió el sábado al tercero de la tabla, el Ribeira. Cuando el partido apenas se había iniciado y el marcador registraba un 0-0, un jugador local, Santi, disparó a puerta. El balón se estrelló en el poste y uno de los colegiados concedió un gol que no se había producido. A renglón seguido, Delgado, técnico del conjunto de A Pontenova, ordenó a sus jugadores que se dejaran marcar para que el Ribeira igualase con justicia.