jueves, 24 de diciembre de 2015

A Mariña continúa perdiendo población, 820 vecinos en un año

Antón, el primer bebé que nació en 2015 en el Hospital da Costa, el pasado 1 de enero.
Foz es quien menos se resiente, perdiendo solo 8 vecinos, mientras que en Burela tras una marcada tendencia al alza, la población baja por segundo año consecutivo y pierde 80 habitantes. Más preocupante parece la situación de concellos en donde la línea descendente se agudiza, como Mondoñedo, A Pontenova, Ourol, Trabada o Alfoz.
Cada vez hay menos mariñanos. El tirón turístico de A Mariña y su bum urbanístico propician que en verano y en fechas puntuales la población se multiplique, pero el Instituto
Nacional de Estadística, en su informe publicado esta semana con los datos actualizados de los padrones municipales a 1 de enero del 2015, refleja un panorama preocupante: A Mariña ni mucho menos se libra de un problema que afecta a toda España, la pérdida de población. La crisis económica ha provocado que muchos de los extranjeros que acudieron a la comarca la década pasada hayan regresado a sus países o viajado a otros buscando trabajo. Y como A Mariña tiene un saldo vegetativo negativo, es decir, como son más las personas que mueren que los nacimientos, el resultado es que cada vez hay menos mariñanos. En concreto, 2014 se cerró con 820 personas menos, para un total de 72.510 personas empadronadas.
Solo Barreiros se libró en 2014 de esta tendencia. Y no deja de resultar curioso, pues a pesar de las miles de viviendas construidas, la población de Barreiros no dejaba de bajar año tras año. Cuando nadie lo esperaba, en 2014, remontó, aunque fuese de forma testimonial, ganando 26 habitantes.
En el extremo opuesto se sitúa Viveiro, que siendo el concello con más población también es el que más habitantes ha perdido, 197, para un total a 1 de enero del 2015 de 15.735 viveirenses. Otro caso llamativo es el de Ribadeo. Tras cerrar 2013 superando por primera vez la barrera de los 10.000 habitantes, lo que le supuso que la corporación pasase de 13 a 17 concejales en las elecciones municipales de este año, en 2014 volvió a perder población, bajando de nuevo de la barrera de los 10.000 habitantes.