miércoles, 11 de noviembre de 2015

Un lucense creyó haber conseguido un trabajo en el Ben Empregado pero se trataba de alguien llamado igual

Juan Antonio Pérez, con la resolución del Ben Empregado. J. VÁZQUEZ
Fuente: El Progreso
Dice Juan Antonio Pérez García que, cuando el viernes abrió la página web de la Diputación y vio que él era uno de los beneficiarios del Empregado 2, él y su mujer dieron "botes de alegría". En ese estado de gracia pasó el fin de semana y se levantó este lunes para dejar a su hijo mayor en el colegio, para plantarse, a las nueve y veinte de la mañana en el Pazo de San Marcos, donde se disolvió definitivamente.
"Lo que vinieron a decirme es que Juan Antonio Pérez García no era yo", señala, indignado. Le explicaron que el beneficiario de la plaza de peón ganadero en una empresa de A Pontenova no era él, sino alguien con quien comparte idéntico nombre y apellidos. "Si hubieran puesto mi nombre, pero otro DNI yo no podría decir nada, pero así yo entiendo que el puesto es mío", insiste. Desde la Diputación explican que no pueden incluir el DNI junto al nombre de los beneficiarios en virtud de la Ley de Protección de Datos, pero que el número de documento junto al hecho de que el otro Juan Antonio Pérez respondía al perfil que buscaba la empresa hace que no quepa duda alguna de que la plaza es suya.