miércoles, 21 de octubre de 2015

Tráfico intensifica la vigilancia en tres carreteras de A Mariña

El tramo entre Viveiro y A Gañidoira, complicado por una casi permanente  línea continua, es uno de los controlados con radar.
La campaña especial de control de carreteras convencionales de Galicia puesta en marcha esta semana (hasta el domingo) por la Dirección General de Tráfico contempla que se intensifique la vigilancia en 43 tramos de la red viaria de la provincia. De ellos, tres se encuentran en la comarca de A Mariña: son en la carretera LU-162, desde el cruce de Cangas hasta Ferreira, entre los puntos kilométricos 1.480 y 12.42; en la N-640 entre aproximadamente A Pontenova y Lugo, entre los puntos kilométricos 30.260
y 88.13, y en la LU-540, que conecta Viveiro con Vilalba por A Gañidoira, donde se establecen tres tramos de vigilancia, entre los puntos kilométricos 0 y 18.61; entre el 25.420 y el 53.28, y entre el 53.280 y el 68.88. En todos estos tramos se prevé la instalación de radares móviles en ambos sentidos a lo largo de esta semana.
El objetivo de esta campaña es, según Tráfico, propiciar comportamientos más seguros en carretera y, en consecuencia, que se reduzca el número de accidentes.
El operativo prevé no solo la instalación de radares móviles para controlar la velocidad, sino también la vigilancia de los adelantamientos indebidos; la conducción bajo los efectos del alcohol o drogas; el uso correcto del casco, cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil; la utilización del teléfono móvil, auriculares o manejo de navegadores, así como la documentación del vehículo y del conductor.