viernes, 4 de septiembre de 2015

Facenda retirará a partir de este mes ayudas a concellos que no pagaron a Sogama

Fuente: La Voz de Galicia
El Gobierno de Feijoo sigue decidido a agotar la vía penalizadora que habilitó en diciembre pasado contra los concellos insumisos con la subida del 34 % en el canon de Sogama que entró en vigor en marzo del 2014. Después de abrir una tregua que alejó la guerra de la basura de las municipales de mayo, la Xunta reanudó la presión el 31 de julio, con el envío de apercibimientos a 13 concellos. En esas comunicaciones, les dio 30 días hábiles para abonar las facturas pendientes, que suman 776.684 euros. Con el plazo a punto de expirar, ningún concello se ha dirigido a la Xunta, por lo que en la segunda quincena de este mes Facenda activará el proceso para retener a través del Fondo de Cooperación Local la deuda del período de marzo a diciembre del 2014.
La amenaza afecta a los municipios de Narón (al que Sogama reclama 227.718 euros por el impago de las facturas de esos diez meses), Salceda de Caselas (154.502), A Fonsagrada (82.437), Becerreá (60.326), San Sadurniño (55.111), Antas de Ulla (41.709), Pol (37.865), A Pobra do Brollón (32.949), Navia de Suarna (26.249), Pedrafita do Cebreiro (23.556), Castroverde (15.705), A Pontenova (14.074) y Piñor (4.476). Estos concellos
cumplen el criterio trazado por la Xunta para apercibirlos con la retención de ayudas del Fondo de Cooperación Local, porque adeudan más de 12 facturas posteriores a marzo del 2014, cuando Sogama comenzó a aplicar el incremento del 34 % en el canon, que en enero fue rebajado en un 10 %.
Colores políticos
La mayoría de esos municipios están gobernados por el PSOE (A Fonsagrada, Becerreá, Navia de Suarna, Pedrafita do Cebreiro, Castroverde, Pol y A Pontenova), aunque también los hay de otros colores políticos. En San Sadurniño y A Pobra do Brollón, el bastón de mando lo ostenta el BNG. En Narón, TEGA. En Salceda de Caselas, Movemento Salceda. Y la lista de insumisos también incluye a dos concellos del PP: Antas de Ulla y Piñor. En este último, los populares arrebataron la alcaldía el 24 de mayo al PSOE, que impulsó el recurso judicial que llevará al Constitucional la ley por la que la Xunta encareció el canon que cobra Sogama por recoger y tratar la basura.

Según el Ejecutivo autónomo, estos trece concellos recibieron los apercibimientos después de un proceso de diálogo en el que se les dio a todos la posibilidad de establecer un calendario de pagos o bien abonar alguna de las facturas pendientes. La retención del Fondo de Cooperación Local, una potestad legal que la Xunta nunca ha utilizado hasta ahora, implicará la retirada de los contenciosos interpuestos por Sogama para reclamar esos pagos.