domingo, 19 de julio de 2015

PSOE y BNG buscan un pacto para la Diputación de Lugo

Elena Candia, durante una reunión con diputados provinciales lucenses.
Fuente: Diario Atlántico
El PSdeG y el BNG volverán a reunirse la próxima semana para retomar las negociaciones y explorar la posibilidad de presentar una moción de censura que les permita a ambos partidos recuperar el gobierno en la Diputación de Lugo, donde en estos momentos manda la popular Elena Candia. Así lo confirmó el portavoz del grupo provincial socialista y alcalde de A Pontenova, Darío Campos, quien
precisó que las conversaciones con los nacionalistas y con el alcalde de Becerreá, Manuel Martínez, quien al votarse a sí mismo en el pleno de investidura propició el cambio de gobierno, no cesaron en las últimas semanas.
En cualquier caso, confía en que durante la próxima semana se puedan llevar a cabo reuniones a tres bandas para tratar de reeditar el bipartito que estuvo gobernando en la institución provincial durante los últimos ocho años. "Tenemos que sentarnos a hablar con el BNG y con Manolo -Martínez", dijo Campos, quien reconoció que la situación es "complicada" y que las negociaciones se presumen "lentas".
Manuel Martínez
En cuanto a las personas que guiarán esas negociaciones, Darío Campos confirmó que tanto él como el propio Manuel Martínez estarán presentes en esas conversaciones por parte del PSdeG, aunque es posible que participe "alguien más". Se decidirá, en cualquier caso, el próximo lunes, precisó.
Por su parte, la presidenta de la Diputación de Lugo, Elena Candia, no se siente presionada por la posibilidad de que socialistas y nacionalistas lleguen finalmente a un acuerdo para plantear una moción de censura que desaloje al Partido Popular del gobierno provincial y afirma que su grupo trabajará durante todo el verano "sin coger vacaciones". Candia respondió así a la confirmación de que el PSdeG y el BNG retomarán la próxima semana las negociaciones para estudiar la posibilidad de cerrar un acuerdo que les permita reeditar el bipartito, unas conversaciones en las que también estará presente el alcalde de Becerreá, Manuel Martínez.
En declaraciones a los medios de comunicación, instó a los periodistas a preguntar por esas conversaciones a socialistas y nacionalistas, porque el gobierno provincial "no tiene más información" sobre los movimientos de ambos partidos. "Nosotros tenemos que trabajar. Hay muchos problemas en esta provincia que tenemos que resolver. Tenemos un proyecto, tenemos muchas ganas y vamos a continuar, sin irnos de vacaciones en verano", concluyó.