viernes, 17 de julio de 2015

Los tres grupos de la Diputación de Lugo aprueban por unanimidad su régimen de retribuciones

Fuente: La Opinión
Los tres grupos de la Diputación de Lugo han aprobado este martes por unanimidad, en el pleno de organización de la Diputación, su régimen de retribuciones.
En concreto, la presidenta de la Diputación de Lugo, la popular Elena Candia, cobrará al año 63.502 euros, al igual que su predecesor en el cargo, el socialista José Ramón Gómez Besteiro. Por su parte, los dos vicepresidentes Mari Teijeiro y José Antonio García cobrarán 57.518,30 euros cada uno.
Los dos diputados delegados del PP con dedicaciones exclusivas cobrarán 50.391,04 euros cada uno de ellos y los dos con dedicaciones parciales 25.737,32 euros también cada uno.
Además, las dos dedicaciones que se asignan al grupo provincial del PP (12 diputados) suman 101.134 euros, con lo que, desde el servicio de comunicación del PSOE, se denuncia que "losdiputados del PP les cuestan a los lucenses 600.000 euros al año".
En cuanto a los socialistas, reciben tres dedicaciones (11 diputados) por un importe de 151.173 euros al año y el BNG (dos diputados) dos exclusivas que suman 101.134,60 euros al año.
"Cinco minutos"
En apenas cinco minutos se despachó el pleno de organización de la Diputación de Lugo, al votar los tres grupos conjuntamente (PP, PSOE y BNG) las propuestas que hizo llegar la presidenta, la popular Elena Candia.
Los diez puntos del orden del día se aprobaron por unanimidad, entre los que se encontraba lapropuesta sobre el régimen de retribución e indemnización a los miembros de la corporación provincial.
En este sentido, pocas novedades con respecto al mismo pleno de cuatro años atrás, con dedicaciones exclusivas para la presidenta, los dos vicepresidentes, además de otras dos exclusivas y dos parciales para el gobierno.
En cuanto a asignación a grupos políticos, dos más para el PP (12 diputados), que gobierna; tres para el PSOE, con 11 diputados; y dos para el BNG, que cuenta con dos diputados provinciales.
Posible moción de censura
Al respecto de una posible moción de censura, por la que socialistas y nacionalistas tratarían de recuperar el gobierno provincial, la presidenta se limitó a decir que "si en algún momento ocurre" ya se "enfrentarán" a ella "como sea". "Nosotros estamos gobernando y tomando las decisiones que entendemos que necesita nuestra provincia", ha zanjado.
Desde el PSOE, su portavoz, Darío Campos, no ha ocultado que su "objetivo" es gobernar la
Diputación: "Tenemos que llegar a algún tipo de acuerdo para presentar una moción de censura", ha precisado.
"No la vamos a presentar si no hay ningún tipo de acuerdo con el BNG y con Manuel Martínez", ha indicado, en referencia al alcalde de Becerreá, quien votándose a sí mismo y luego en blanco propició el acceso al Gobierno provincial del Partido Popular, tras ocho años de gobiernos de coalición entre el PSOE y el BNG.
Unas negociaciones que se retomarán después de este pleno y después de que se conformen los otros Gobiernos provinciales en A Coruña y Pontevedra, según ha señalado Campos.
Veto a Manuel Martínez
Por su parte, el portavoz del BNG y exvicepresidente provincial, Antonio Veiga, ha insistido en mantener el veto de los nacionalistas a Manuel Martínez, por una imputación que pesa sobre el alcalde de Becerreá de unas obras en una carretera de Portomarín, cuando era responsable de vías y obras en el anterior gobierno bipartito.
Esta imputación llevó a que los nacionalistas condicionaran su apoyo a un candidato socialista que no fuera Martínez y que llevó precisamente al PSOE a presentar a última hora al alcalde de A Pontenova, Darío Campos.
"Nosotros, para que haya una moción de censura, tienen que darse las condiciones que ya en su día dijimos, y mientras no se den no se puede hablar de una moción de censura", ha subrayado, para luego precisar que dichas condiciones pasan "porque Martínez no sea el candidato a presidir la Diputación".
En la sesión de esta tarde, iniciada a las 17,00 horas y resuelta cinco minutos después, también se ha acordado que los plenos se celebren el último martes de fin de mes, a las 11,00 horas, y las juntas de gobierno los viernes, como se hacía con el anterior gobierno bipartito.