domingo, 14 de junio de 2015

Con dos nuevos casos en Foz y Mondoñedo son 5 las víctimas del timo de la cadena

Fuente: La Voz de Galicia
Un vecino de Mondoñedo y una mujer de Foz se han quedado sin las cadenas de oro que llevaban colgadas al cuello cuando una gente desconocida les abordó con la excusa de preguntarles algún dato y se las arrancó literalmente del cuello, dándose a la fuga.
Así le ocurrió esta misma semana a un mindoniense de mediana edad que iba por la calle en la zona de Viñas da Veiga. Y algo similar le pasó a una focense a la que una pareja que circulaba en un vehículo se le acercó para preguntarle si conocía una dirección, aprovechando ese momento para llevarse la cadena y el medallón que llevaba puestos.
Con estos son ya cinco los casos que se han producido en la comarca y han trascendido. Los tres anteriores habían sucedido en Ribadeo, A Pontenova y Lourenzá. Creen que se trata de
algún grupo que está recorriendo la comarca en busca de víctimas propicias. Suelen elegir gente mayor o con dificultades de movimiento con las que intentan un acercamiento, bien preguntando algún dato, bien intentando establecer vínculos con ellas (les hablan de parecidos con algún familiar, etcétera) para engañarlas y robarles. La Guardia Civil investiga los hechos, aunque parece que las pistas disponibles para dar con los autores son bastante confusas.