domingo, 3 de mayo de 2015

La pesca del salmón, abierta al completo en toda Galicia

Desde esta mañana la pesca fluvial del salmón ha quedado abierta en toda Galicia. Después de que el pasado 26 de abril los cotos del Eo compartidos con Asturias ya quedasen operativos para los pescadores, hoy se ha levantado la veda en el resto de la comunidad. Así, los cotos de A Pontenova -lotes 1,2 y 3-, Betanzos, Celeiro, Couso, Frieira, Monteporreiro, Salmeán, Santeles, Sinde y Ximonde empezarán a recibir desde primeras horas a los amantes de esta modalidad deportiva, que tienen hasta el próximo 31 de julio para practicarla en Galicia -los cotos compartidos con Asturias cerrarán el 15 de julio-.
La principal novedad este año con respecto a otras temporadas es que los jueves que no sea festivo solo está permitido pescar sin muerte. La cuota por persona y jornada es de un ejemplar. Y en ciertas zonas hay una restricción anual por pescador: 15 ejemplares, en el Lérez; cinco, en el Mandeo; 15, en el Masma; ocho, en el Miño; diez, en el coto de Salmeán; y 60, en el río Ulla.
El famoso campanu
Una de las tradiciones cuando comienza la temporada de pesca del salmón es ver a qué hora se captura el primer ejemplar, el denominado como campanu. Aunque en esta ocasión, el
gallego se produjo días atrás. En torno a las 10.45 del 26 de abril en un tramo bajo jurisdicción gallega. El Eo serpentea entre Asturias y Galicia y las dos administraciones autonómicas comparten su gestión. Y lo pescó Enrique Castro Cabezas, de Pontevedra, en el coto La Volta, a cucharilla y pesó 3,7 kilogramos.
Otros seis pescadores sacaron a tierra salmones en el río Eo. José Enrique García Fernández, de Salas, lo hizo en el coto Louredal, a cucharilla, dando un peso de 4.7 kilos; Enrique García González, de Cornellana, también pescó en Louredal. En este caso el salmón picó a cebo natural y pesó 3,7 kilos. Otro pontevedrés, Enrique Castro dos Santos, pescó a cucharilla una pieza de 4,6 kilos en La Volta; y Francisco Lama Gay, de Portomarín, otro salmón de 3,5 kilos en el coto Estreitos, a cucharilla. Fernando Norniella Vega, de Posada (Siero), echó a tierra un ejemplar de 5,6 kilos en el coto Gonzalvo, que picó a cebo natural, y Rafael Álvarez Rodríguez, de Gijón, otro salmón más, de 5,65 kilos, en el coto de El Cairo, a cebo natural.

El espectacular inició de campaña avivó las esperanzas de que este año se supere con creces en el Eo la cifra de 53 salmones pescados durante la pasada campaña.