lunes, 13 de abril de 2015

13 ayuntamientos gallegos se dejan más de la mitad de sus ingresos en nóminas

13 ayuntamientos gallegos se dejan más de la mitad de sus ingresos en nóminas
Fuente: La Opinión
Después de los gastos corrientes, los costes de personal de los ayuntamientos gallegos se llevan la mayor parte de la tarta de gastos. Hasta un 34% durante el pasado año. Sin embargo, hay 13 concellos que desembolsan más de la mitad de sus ingresos para las nóminas de sus plantillas. Es una cifra que se ha reducido a la mitad desde 2011, ya que durante ese ejercicio, año de elecciones municipales, hasta 27 municipios gallegos se dejaron más del 50% de sus fondos en sueldos.
Según los datos del Ministerio de Hacienda de 2014, en vísperas de los comicios municipales que se celebrarán el próximo 24 de mayo, Lugo es la primera provincia con más concellos (7) que han informado de que en sus presupuestos dedican más de la mitad de sus ingresos a nóminas. Le sigue la de Ourense, con tres; Pontevedra, con dos, y A Coruña, con uno.
Los ayuntamientos lucenses que están incluidos en esta lista son Guitiriz (57% de su presupuesto en sueldos); Ribeira de Piquin (53%); Ourol (52%); O Inicio (51%); Negueira de Muñiz (51%); A Pontenova (51%) y Pedrafita do Cebreiro. Este último cuenta con el mayor porcentaje de toda Galicia. Los gastos en personal suponen el 67% de sus fondos.

En el caso ourensano, son Xinzo de Limia (53%), Maceda (52%) y Rairiz de Veiga (52%). En esta provincia también está el concello con el menor porcentaje: Arnoia (8%). A Coruña es la que posee menos ayuntamientos en esta clasificación. Solo está Corcubión (58%), mientras que los dos de Pontevedra son Cangas (60%) y Moaña (59%).
Las siete grandes ciudades dedican un tercio de sus fondos a pagar a sus empleados, salvo A Coruña que se gasta un cuarto. La que más es Ourense con el 36%, seguida de Lugo (32%); Ferrol (32%), Pontevedra (31%), Santiago (29%) y Vigo (29%). El Ayuntamiento de A Coruña reserva el 25% de sus ingresos.
Desde que en mayo de 2011 se formaron las nuevas corporaciones municipales, la partida dedicada a pagar a las plantillas se ha rebajado año tras año. Sin embargo, y pese a este recorte, la cantidad total que destinan es aún mayor que antes de que estallase la crisis económica, según los datos de Hacienda.
En 2014, la cifra que los ayuntamientos gallegos dedicaron para pagar las nóminas de sus trabajadores todavía fue un 9,6% más alta que en 2007: 703 millones frente a 641.
En el periodo 2007-2010, los concellos incrementaron en un 58% la partida que destinaron para retribuir al personal eventual de gabinetes, es decir, a asesores que contratan sin ningún concurso público. Es el concepto que más creció de los siete en los que se desglosan los gastos de las respectivas plantillas. Los concellos abonaban en 2010 en personal de confianza 8,8 millones, frente a los 5,6 de 2007. En 2014 fueron 5,7 millones.
La parte dedicada a los sueldos de altos cargos de los ayuntamientos creció de 2007 a 2010 en un 23% (de 23 a 28,5 millones), mientras que el del personal funcionario lo hizo en un 22%: de 244 a 299 millones.
Pero a partir de 2010, cuando arreciaba la crisis, y con llamadas constantes a la austeridad en las administraciones locales, los municipios aplicaron la tijera a sus respectivas plantillas. Un claro ejemplo es que en 2011 había 27 concellos en los que la partida para pagar a sus trabajadores ascendía a más de la mitad de los ingresos que recibían, mientras que en 2014 ha caído hasta los 13.
Si entre 2007 y 2010, la partida para el personal de confianza contratado a dedo aumentó en un 58%, entre 2010 y 2014 el recorte ha sido del 35%. Algo similar ha sucedido con los altos cargos. De un incremento del 23% se ha pasado a una caída del 13%.
De los 703 millones que los ayuntamientos de la comunidad se gastaron en nóminas en 2014, la mayor partida se destinó a la remuneración del personal funcionario (41%); seguido del personal laboral (25 %) y a pagar las cuotas, prestaciones y gastos sociales (24%). El coste en altos cargos representó el 3,5% y el del personal eventual de gabinetes, el 0,8%.